Modelo profesional generalista vs modelo profesional especialista

¿Quien es un modelo profesional generalista?

Normalmente el modelo profesional generalista es aquel que hace un poco de todo, el que no tiene un estilo definido y que por querer abarcar mucho se abre a «muchas especialidades».

Un modelo generalista se detecta rápidamente. Cuando le preguntan a que se dedica, simplemente responde que es modelo, sin más. No tiene un sector o especialidad en la que destaque (o al menos su marca personal no lo demuestra).

Una de las principales características es que sus acciones no tiene como objetivo demostrar su talento sino llegar al publico en general y conseguir seguidores.

El modelo profesional generalista es quien piensa que cuanto mayor sea su publico al que muestre su mensaje o promoción de algún negocio local más resultados obtendrá. Esto es igual que pensar que la mejor opción para matar moscas es a cañonazos.

Y algo que puede que sorprenda pero que va en contra del negocio es que nunca rechaza ningún fotografo, sea como sea, y le pida las fotos que le pida.

¿De donde provienen los modelos profesionales generalistas?

Los modelos profesionales generalistas normalmente proceden, o son consecuencia, de un modelo de negocio que funcionaba hace décadas atrás, pero que actualmente está en crisis. Antes de la entrada de la era digital en nuestras vidas, el acceso al material, Formacion y técnica para ser modelo profesional no estaba al alcance de todos debido al alto coste.

Es por eso que en cualquier ciudad había sólo unos pocos modelos profesionales que se podían permitir trabajar de eso y tenían su monopolio particular.

Con las premisas anteriores era normal que el negocio funcionaba. El modelo no tenía que promover apenas sus servicios. La gente cuando necesitaba de sus servicios simplemente acudía a el o a su agencia que tenían cerca y listo.

¿Que problemas pueden tener los modelos profesionales generalistas?

Esta situación hace que muchos más modelos nuevos al año deseando poder hacerse un hueco en el mercado. Cuando la oferta va creciendo la demanda ya no tiene tan claro a quien elegir y es aquí donde entra en valor lo que el modelo hace para ganar el pulso a los otros competidores.

Es aquí donde la modelo profesional generalista sobre más. El ser tan polifacético ha pasado de ser una ventaja, o una buena fórmula de obtener ingresos de diferentes especialidades, a una desventaja. Ahora hay otros muchos modelos mejores en cada una de las especialidades por separado.

El principal problema de tener muchos posibles estilos a disposición es que probablemente no destaque en ninguno y eso hace que haya posible competencia en todos lados, incluso el primo guapo del pueblo que le ha tenido suerte con un par de fotos que le han hecho. Eso también hace que existas muchos modelos baratos o incluso que trabajen gratis a cambio de fotos, y que pongan en peligro el negocio del generalista.

Otro de los problemas es que al conocer otros tiempos en los que el vivir de tu imagen era rentable, por no tener tanta competencia, ahora hace que toda esa falta de resultados se convierta en reclamaciones contra esos modelos que han rebajos tanto el nivel de sus servicios que se ha producido una guerra de precios. Pero en realidad gran parte de culpa está en ellos mismos por no evolucionar.

Posibles Soluciones

Si has llegado hasta aquí sin cabrearte, enhorabuena, eso significa que tu profesión te preocupa y quieres buscar una solución. De nada vale seguir quejándose de lo que sucede a tu alrededor sin primero mirar hacia dentro.

Es por eso que creo que los que son pro activos en la búsqueda de alternativas a lo que ya se está haciendo y quieren evolucionar con su estilo son los que tiene más posibilidades de éxito.

Creo que habrás intuido que la solución pasa por especializarse en lo que mejor sabes hacer. Si eres modelo generalista y haces posado fotografico, desfiles, fotografia comercial, … estamos totalmente convencidos de que hay alguna de esas especialidades en la que te sientes más Agustí haciéndola. Es esa especialidad a la que tienes que dar prioridad y en la que tienes que poner tus esfuerzos para que salga adelante.

Aunque puedas pensar que tus opciones se reducen porque habrá menos gente que solicite tus servicios, no te equivoques. Habrá menos solicitudes pero conseguirás cerrar mucho más que antes. Básicamente pasaras de ser medio bueno en todo a el mejor, o casi, en una especialidad.

Ser Modelo especialista te permitirá definir mucho mejor el mensaje que empatice con quien te quiera contratar, es decir tu cliente.