Por qué las modelos de catalogo en España parece que están tristes.

Existe una bloguera que investiga el caso de las melancólicas chicas que salen en las fotografías de diferentes webs de marcas españolas. No es la primera en cuestionarse la infinita aflicción de estas chicas de catálogo.

¿Qué les pasa a las modelos de Zara.com? Les puede el desasosiego. Los hombros les pesan. Van encorvadas por la vida. Ni la primavera ni estrenar un jersey con los hombros descubiertos les provoca la más mínima alegría. Parece que tienen un dilema existencial. Miran al suelo cabizbajas.

adult bag beauty model blue background

Eso mismo se preguntaba Alicia Santiago, la autora del blog Cuida tu imagen, que le dedicó a este tema, el de la supuesta depresión de las maniquís de Inditex, un post que se fue viral. Tan sólo el domingo que se publicó recibió unas 90.000 visitas y muchos días compartiéndose contagiosamente en las redes sociales. “¿Por qué miran todas al suelo como si hubieran perdido una lentilla?, ¿Por qué parece que las llevan a todas al matadero? Y, sobre todo, ¿Por qué parecen todas jorobadas?”, se preguntaba Santiago, que lamenta que además de una pronunciada delgadez, las protagonistas de muchos lookbooks tengan “una actitud lánguida, desganada y como tristona que imagino que les han dicho desde el departamento de márketing que tienen que representar”.

Al igual que hacen en blogs como Anthroparoide o Catalog Living (que imagina a una pareja ficticia, Gary y Elaine, que habita en una revista de decoración), la bloguera escribió pies de foto para las chicas tristes de Amancio Ortega (y Pablo Isla) del tipo “me van a hacer una ecografía y estoy un poco nerviosa y cabizbaja” acompañando la imagen una modelo con una blusa amplia en azul “rollito hospital” o “llevo un par de días sin desayunar por las prisas”, bajo una chica que se mira poco convencida el bajo tobillero de su pantalón de campana.

Santiago dice añorar a las modelos “de cara pícara que parecía que se iban comer el mundo” y cree este tono no invita precisamente a la compra. Aun así, admite que “Inditex no deja nada al azar y sus razones tendrán para adoptar esa imagen”. Entre los comentarios del post está el de una modelo que asegura que eso es lo que vende. También se especula con que Zara pretende así diferenciarse de otras marcas de Inditex, orientadas a público más joven. “Otros creen que así te fijas más en la ropa y menos en la modelo”, apunta la bloguera, que asegura que escribió el post “por darle salsa a la moda, porque hay demasiadas webs que tienen un enfoque muy similar”, pero de momento no se plantea hacer un blog monográfico dedicado a las chicas tristes de Zara, como el que se cachondea de los Novios tristes de Etsy.

close up photo of woman wearing adidas jacket

Aunque ya hace un par de años el blog For he love of reparó en la infinita melancolía de sus modelos, la marca española tiene probablemente una imagen demasiado neutra y para-todos-los-públicos como para convertirse en carne de parodia. En cambio, otras firmas con un perfil muy definido no se libran. Es el caso de la meca para los hipsters de garrafón Urban Outfitters. La cuenta de Twitter Urban Infitters se dedicó durante un tiempo a reírse de sus clientes, “desesperados por ser aceptados pero faltos de originalidad, gusto y estilo” y el grupo cómico Stupid Time Machine ridiculizó en un video la costumbre de la marca de ofender a los nativos americanos con sus prendas estilo Navajo.

También J.Crew, la marca que ha pasado de ser un emblema del estilo pijo de la Costa Oeste a convertirse en un (demasiado) caro objeto de deseo para los enterados en moda, y que produce elaborados catálogos imposiblemente aspiracionales, suele recibir lo suyo. Existe todo un libro de tapa dura, J. Crewd dedicado a parodiarlo, en el que aparecen, por ejemplo, modernos jugando al frisbee en un funeral y luciendo cinco clases distintas de negro, desde el llamado “film noir” al bautizado “pulmón de fumador”. Aun mejor es el Tumblr Drunk J. Crew, que se pregunta: “¿alguien se ha fijado en lo borrachas que están las modelos de J.Crew?”. Sus fotos con textos sobreimpuestos no dejan lugar a duda. Aunque les espera una dura y estilosa resaca, esas chicas por lo menos parece que se lo han pasado mejor que las de Zara.

Desde Jm2Foto sabemos que el componente erótico de una fotografia de catalogo es la mirada, por eso si conseguimos que con una mirada triste y apagada se puede intentar transmitir menos ese componente. Por ello suponemos que para evitar tener que cortar al/la modelo por la mitad de la cara intentan recrear un ambiente triste para evitar que se transmita ese erotismo. Pero solo es nuestra opinión.