Publicado el

Como dejar de ser víctima de tus circunstancias y retomar tu dirección como modelo profesional

circunstancias de las modelos

Probablemente en algún momento de tu vida pasaras por una circunstancia que disminuye notablemente tu energía, te verás arrollado por situaciones o personas que reducirán tu capacidad de acción como sufrieras un accidente o shock.

Podemos haber vivido situaciones negativas en el pasado y en aquellos momentos haber sido sujetos de “perdida de poder” y de un dolor que nos hizo ser dependientes de ayuda para superarlo. No hay nada más humano que reconocer cuando no podemos las cosas por nosotros mismos pero transcurrido el evento, a largo plazo podemos optar por diferentes reacciones:

– Asimilar el pasado para no vivir anclados a situaciones que no existen ya.

– Entrar en depresión y acudir a la ayuda profesional.

– Superar las circunstancias y usar lo aprendido para crecer.

– O permanecer en la víctima como un personaje que actúe de tu parte.

A veces no hace falta que haya pasado algo realmente grave, basta con haber vivido un evento en el que cediste tu imagen personal a otro, y esto pasa más de lo que creemos, para luego no recibir ninguna compensación por ello, y no necesariamente económica.

¿Como detectarlo y salir de ahí?

Las palabras claves son: La queja, el “tengo que”, y la “justificación”

Algunos ejemplos:

Es que los fotografos o productores no se portan como espero, tengo que andar con cuidado de que nadie me cuele porque si no se van a aprovechar de mi.

– Es que voy a una entrevista o casting, de una agencia o productor, y tengo que pasarlo mal porque al final siempre escogen a otro”

– Es que la moda está muy mal, la gente solo se aprovecha de nosotr@s, por eso tengo que estar pendiente de ella todo el tiempo.

Te preguntarás ¿Si las circunstancias son realmente así, cómo no te vas a quejar?

Una cosa es la actitud que eliges para lidiar con las circunstancias, y otra son las circunstancias en si.

Hace algún tiempo, en las redes sociales, estaba el reto de “no quejarse durante un mes” ¿has probado?

¿Que pasa si lo pones en practica ya?

Que se eliminarán los “es que”, sustituirás los “tengo que” por “quiero” y verás como el resto tu comunión cambia y ya no te hablarán a ti mismo ni a los demás igual. También las justificaciones pierden sentido y comenzarán a notar cómo algo cambia alrededor tuyo.

La queja es tremendamente tóxica, para ti y para la gente de tu alrededor. Puedes dedicarte un día a la semana a hacerlo para no meterte presión o incluso compaginarlo con tus estudios o trabajo. ¿como te sentirás después? Peor porque pierdes energía y alimentas que otras personas del gremio adquieran un derecho sobre tu bienestar que les entregas en bandeja.

¿Como puedes salir de ahí?

Es algo más que leer unas letras en un blog, aunque el poder de la palabra construlle sentimientos y6 es muy útil.

Además es una cuestión de responsabilidad propia.

Pregúntate entonces ¿qué puedo aprender de lo que ocurre?

– ¿Mejora esto mi capacidad de racionarme con los demás integrantes del sector?

– ¿Me hace merecedor/a de algo único y diferente?

– ¿Me ayuda a cultivar mi independencia como profesional?

Si tomas conciencia sobre la necesidad real que hay detrás te tus quejas, y tomas las riendas, el terrible escenario en el que te encuentras se convertirá en un entrenamiento de tu propia autoestima.

– Si pones el foco en mejorar tu relación profesional quizás necesites recursos: aprender a ser asertivo, escuchar y leer mas a los demás, respetar opiniones distintas a las que te han enseñado, en definitiva, invertir ti y en tu imagen profesional es clave. Leer libros de autoayuda, hablar con alguien de confianza o contratar ayuda profesional es básico.

– Cuando cedes tu imagen, la valoración de ti mismo baja al mínimo y puedes llegar a sentir que no eres merecedor de las bondades de este sector. Es como la pesadilla que se muerde la cola. Si esperas recibir antes que dar, cambia de paradigma.

El proceso para soltar el pasado en tres pasos debería ser:

– Aceptar tal y como son las circunstancias.

– Comprender como se ha creado tu víctima y ser cálida/o contigo mismo.

– Perdonarte el trato que te das a ti misma/o por haber cedido tu poder y tu imagen a gente que ha sabido aprovecharse de ti, ocasionándote un daño en el pasado.

Y después orientarte a tu futuro:

– Comprenderte a ti misma/o, suprimir la queja en tu lenguaje, sustituir los “tengo que” por quiero que, observar los beneficios de modificar tu lenguaje y detectar las necesidades reales por cubrir para ir a por ellas.

– Ser protactinios y ponerte en marcha para comportarte de forma distinta y más saludable contigo y mas profesional con el sector, teniendo la inversión como punto de partida.

– Respetar y valorar tanto a ti como la los demás profesionales, haciendo músculo con la amistad entre compañeros de gremio.

Publicado el

¿Necesito fotos profesionales para trabajar como modelo o actriz?

fotografo profesional moda modelos alicante

Muy a menudo recibo fotos de chicos y chicas que quieren saber si sus fotos son adecuadas para presentarlas a una agencia. La mayoría de las ocasiones no lo son. Tal vez ellos pudieran ser buenos, pero con frecuencia las imágenes que recibo son terribles. Así que decidí escribir este post que responde a la pregunta “¿Necesito fotos profesionales para trabajar como modelo?”.

¿Puedo acudir a una agencia con un book realizado por un fotógrafo no profesional?  Pues sí, sí puedes. Pero no quieres.

Hoy en día se venden millones de cámaras digitales. Muchas de ellas dan una calidad de imagen altísima. Enorme resolución. Lentes estabilizadas. Todo esto es fantástico, pero no convierte a la persona que sujete la cámara en un buen fotógrafo. Es importante decir, también, que existen excelentes fotógrafos amateur y fotógrafos profesionales terribles. Entonces, ¿por qué escoger un fotógrafo profesional? Es sencillo: una persona que se dedique durante mucho tiempo a un oficio y consiga comer de ello es bastante probable que sí tenga las habilidades que necesitas.

¿Bueno, pero si un fotógrafo amateur hace fotos muy buenas, me valen?

El problema es que tú no lo sabes. Es posible que pienses que tu criterio es suficiente como para distinguir una foto buena de una mala, y qué fotos son adecuadas para una agencia de modelos, pero seamos honestos, probablemente no es verdad.  No tienes experiencia suficiente, no has mirado suficientes fotos y sí necesitas ayuda para saber qué es mejor. Si no es el caso y realmente tienes un ojo espectacularmente bueno, deberías buscar un trabajo como director de fotografía en un periódico. En resumen: aunque a ti te parezcan buenas es casi seguro que no sean lo suficiente como para conseguirte trabajos.

¿Entonces, me voy a cualquier fotógrafo profesional?

Hablemos de coches. Digamos que tú tienes una marca y necesitas un piloto que te proporcione una fiabilidad suficiente para hacer un papel digno en un rally. Casi seguro que tu decisión no será dirigirte a un taxista o a un conductor de autobús para esa tarea. Buscarás una persona especializada para hacerte una sesión de fotos.

No me gusta la idea de invertir dinero en una sesión. ¿Qué pasa si voy con fotos que me ha hecho mi compañera de clase con la supercámara que le regaló su padre en Navidad?

Lo más probable es que no pase nada. Tal cual. Tú envías las fotos y no pasa nada. No te llaman, o te contestan diciendo que no les interesas. En muchas ocasiones no te explicarán que tus fotos son malas. Si envías fotos que aunque a ti te parezca que son buenas, no son profesionales, transmites una mala imagen, principalmente en dos aspectos: no eres una persona que se tome este trabajo en serio (y nadie quiere trabajar con modelos que no llegan puntuales, no aparecen o ponen excusas) y además no tienes suficiente imagen como para ser parte de esa agencia.

Pero hay agencias que cogen cualquier foto…

Y así les va. Solo tienes que prestar atención a la impresión que transmiten. Es cierto que existen perfiles muy diferentes, pero eso no significa que valga cualquier tipo de foto: puede valer cualquier persona, pero sea la que sea, siempre querrán verla bien.

OK. Necesito fotos profesionales para trabajar como modelo. ¿Por qué no me las hago en la agencia?

Porque el negocio principal de la agencia no es hacer fotos, sino encontrarte trabajo. Lo más habitual para las agencias, aunque no les convenga, es que escojan fotógrafos novatos para cubrir sus necesidades. Mal pagados e inexpertos, a ti te cobrarán como un fotógrafo realmente bueno, y esa diferencia es beneficio íntegro para la agencia. Siempre es mejor que trabajes con un fotógrafo independiente cuyos ingresos dependen precisamente de las fotos que haga y de que sean buenas. Su reputación está en juego.

Pero en mi pueblo solo hay tres fotógrafos y ninguno parece que esté especializado en moda.

La vida es dura. ¡Tal vez tengas que coger un autobús! El book es una parte esencial de tu carrera. Y de todos modos, los trabajos que vayas encontrando como modelo no estarán en tu pueblo. Si no encuentras un fotógrafo adecuado en tu población, muévete. Merece la pena.

En el mundo de la moda y la publicidad, somos los profesionales los que estamos todos los dias contactando con marcas y empresas del sector, y aunque tenemos la presión de hacer un buen trabajo para dicha marca, también conocemos sus gustos y debilidades, recuerda que una foto bonita, por muy espectacular que sea, y por muchos likes que tenga en las redes sociales, puede no ser útil para una marca de ropa o empresa de cosmética.

Recuerda que cuando se busca un/a modelo, se buscan ciertas características físicas, por lo que el minimalismo es obligatorio, y las sesiones fotograficas de estudio son la mejor arma que tiene una modelo para lucir perfecta y sacar lo máximo de si misma ya que no hay nada más que distraiga.