Publicado el

Trucos de un fotógrafo de moda para que tu maquillaje parezca natural

Para muchas agencias y directores de castings “menos es mas”, quieren recibir fotografías naturales, sin filtros ni retoques, lo se porque trabajo con ellas como fotógrafo de moda.

Pero que es lo que ocurre cuando aplicamos un poco de base de maquillaje, y retocamos un poco las imperfecciones, pues que aportamos luminosidad.

Pero todo esto sin que se note excesivamente, todo se tiene que realizar de manera sutil.

Por eso conseguir un efecto segunda piel con la base o fondo de maquillaje suele ser un objetivo prioritario, que no siempre resulta fácil de conseguir.

Sin embargo, es cuestión de poner en práctica unos cuantos trucos:

No prescindas nunca de la hidratación

Aunque para conseguir un efecto invisible no es mala idea mezclar tu crema hidratante con la base de maquillaje, porque hay que darle importancia que se merece el tratamiento.

Por eso, si decides llevar a cabo este truco de mezclar ambos productos, previamente debes tratar la piel solo con la crema que uses habitualmente.

Utiliza pre-base y haz esto

Si quieres un resultado híper ligero para que no se note apenas que llevas maquillaje, no debes prescindir del uso de una preñase o primer. Sin embargo es un producto de textura aceitosa.

Pero que también puedes usar el truco de mezclarlo esta vez con tu propia mezcla de la base y el resultado será mas jugoso y más ligero.

¿Mejor aplicarlo con los dedos, con brocha o con esponja?

Esto es cuestión de gustos.

Aplicar la mezcla con los dedos te permite modular la intensidad y controlar la cantidad del producto a aplicar.

Lo que tienes que tener en cuenta es que solo utilizando muy poca cantidad de producto y trabajándolo con la herramienta que prefieras lograrás pecar un velo encima de tu piel.

La brocha debe tocar la piel

Si te has decidido por esta herramienta, a la hora de extender la base con la brocha debes intentar llevar a cabo movimientos de vivencias, moviendo rápida y ligeramente la brocha casi sin tocar la piel.

Aqui está el quid de la cuestión.

Para que la base quede natural, la brocha apenas debe tocar la piel, solo rozarla para cubrir justo lo que necesita.

No es necesario cubrir todo el rostro. Con enfocarte en las zonas más necesarias te ayudará a que se mantenga un aspecto real de la piel cuando tengas una sesión de fotos y no dispongas de maquilladora.

Como consejo de los años que llevo trabajando como fotógrafo de moda con diferentes maquilladores profesionales te diré que comiences desde el centro del rostro siguiendo hacia el exterior.

Aplica la base sólo donde necesites

Uno de los mejores trucos para que parezca una segunda piel es utilizar la base sólo en aquellas zonas donde se necesiten, por ejemplo en la zona de las mejillas, del mentón, aletas de la nariz e incluso en las ojeras.

Y deja libre la frente y laterales (siempre y cuando lo no necesites). Esto te ayudará a mater un equilibrio para lucir más natural en tus retratos.

¿Y después qué?

Vaporiza tu rostro con agua termal o con un fijador de maquillaje para que se asiente mejor la base y se funda con tu piel.

¿Necesito Polvos compactos?

Si, pero si los aplicas así:

Puedes aplicar polvos compactos te parezca contradictorio si el objetivo es que parezcas que no llevas maquillaje, pero en realidad son útiles para sellar y rebajar el brillo en ciertas zonas de tu rostro.

Si te decides hacerlo, como fotógrafo de moda y experto en iluminación, te recomiendo utilizar una brocha no muy compacta que te ayudará a dar la cantidad necesaria y a no sobrecargar la piel.

¿Qué más necesito?

El surco nasogeniano y la zona alrededor de la boca suele ser una de esas grandes olvidadas en la rutina de tratamiento de la piel, cuando te automaquillas para una sesión de fotos con un fotógrafo de moda.

Son esas zonas que descuidamos a la hora de aplicar la crema, no les prestamos la atención que se merecen pero luego en el resultado de las fotografías no es el esperado.

Ten en cuenta que es una de las partes del rostro en las que los fotógrafos de moda, directores de castings, y brokers de agencias vemos reflejada los primeros signos de envejecimiento de la piel.

En belleza se le denomina el temido efecto código de barras, porque hacer referencia a esas pequeñas líneas que parecen sobre el labio superior.

Un masaje facial estimula al instante la circulación sanguínea y alisa las arrugas del surco nasogeniano mediante el levantamiento de los músculos orbiculares alrededor de la boca.

Observarás que, junto con la crema hidratante, las finas líneas se reducen visiblemente y tu rostro lucirá un aspecto descansado durante toda la sesión de fotos.

Comienza dando pequeño pellizcos en la piel con las dos manos mientras recorres la zona baja del rostro.

Tras esto, realiza un masaje del centro del mentón hacia fuera, haciendo un semicírculo que llegue a la nariz.

Como tercer paso, simula que haces cosquillas del centro al exterior y estira la piel para finalizar este sencillo masaje que evitarás las arrugas que se forman entre la boca y la nariz.

Listo, es solo un minuto podrás mejorar el aspecto de tu piel para tu sesión de fotos con un fotógrafo de moda, para tu book, editorial, o sesión de brand content para tus redes sociales.

FOTOGRAFO DE MODA, RETRATO Y PUBLICIDAD ALICANTE

Publicado el

9 razones para NO arrepentirte de NO contratar a un fotógrafo de moda profesional

Uno de los consejos básicos que siempre doy a todos/as las modelos y diseñadores es que no escatimen en la elección de un buen fotógrafo de moda para una sesión de test o para su catalogo.

Yo mismo, hace un tiempo, decidi no contratar a un fotógrafo para mis retratos… y creo que fue la peor decisión que pude tomar. ¡No sabéis cuánto me arrepiento!

Por eso, desde mi experiencia (tanto profesional como propia) me gustaría compartir contigo

9 razones por las que puedes arrepentirte de no contratar a un fotógrafo de moda profesional

Está claro que todos conocemos a algún amigo que tiene una cámara réflex o un smartphone de ultima generación y estaría encantado de hacernos el favor de encargase de las fotos de nuestro book o para las redes sociales.

No es profesional, pero parece que se le da bien hacer fotos, y además te lo hace gratis.

Por mucho que quieras a tu amigo y muy bien que sepa hacer fotos, está claro que no se puede comparar al trabajo que haría un profesional del sector.

Existen muchas plataformas que ponen de manifiesto la importancia de contratar a profesionales para esos trabajos, poniendo de manifiesto la importancia de invertir en la contratación de un fotógrafo profesional independiente.

1. Es el primer paso para tu considerarte profesional

Por muchos años que pasen, podrás revivir una y otra vez tu triunfo. Tal vez, como me pasó a mi, no le das importancia en ese momento pero te aseguro que nada capta mejor a tus clientes que un buen video o una buena fotografía de tus productos, de sus texturas o de tu ilusión como modelo.

2. Las Fotos y el vídeo profesionales transmiten todo lo que tú no ves

Es tu imagen, está claro, y por eso te rodeas de personas en las que más confías. A tu alrededor están pasando millones de cosas de las que tu no eres consciente, pero un fotógrafo profesional si.

Y gracias a la iluminación artificial puede descubrir o ocultar toda la mágica luz ambiente y detalles que se te escaparon en ese momento.

3. Sólo así tendrás la respuesta a como conseguir fotografías de calidad uno mismo.

Una cosa está claro, no hay nada peor que unas fotos desenfadas, sobreexpuestas, desencuadernadas o fuera de plano.

Los fotógrafos de moda profesionales, no sólo nos aseguramos de ofrecer un servicio de calidad, sino que además somos capaces de captar la esencia del producto, la ilusión de la mirada, la textura de tu diseño, esa pose que solo ha durado durante una fracción de tiempo.

4. No es sólo algo para ti o tu marca, también lo es para tus amigos y clientes

Sin ellos tu trabajo no tiene sentido, y estarás enormemente agradecida de poder formar parte de una comunidad ¿Quien no quiere contar en sus redes sociales que está trabajando profesionalmente con un fotógrafo de renombre, con una modelo espectacular, preparando el nuevo catálogo de la temporada? Y todo gracias a unas simples fotografías profesionales.

5. Te aseguras de que todo salga bien

La profesionalidad, es más que tener una cámara de fotos buena, o muchos estudios, es saber qué hay que hacer en cada momento.

No se trata sólo de captar la pose, o el producto en sí, es necesario hacer un trabajo previo antes y también después.

La labor de postproducción, la metodología, las copias de seguridad, el cuidado y calibración de los equipos, … son sólo algunos de los aspectos que se escapan a la gente.

Además de saber donde y como colocarse, colocar el producto para conseguir, contar una historia con la foto, y que así se detengan a verla mas tiempo.

Tener una actitud profesional durante todo el trabajo y asesorar mediante consejos, gracias a su formación y experiencia es algo que tu amigo no puede hacer todo el tiempo.

6. Tener en cuenta aspectos que se pasan por alto

Al tener una visión más general y reciclada constantemente, a nivel profesional se repara en cosas que mucha gente pasa por alto.

Saber que hacer y como se debe hacer para realizar esa toma que le has propuesto, cuidar la luz, los fondos, los encuadres, y las distancias son aspectos que un profesional no deja escapar.

7. Saber anticiparse

¿Os hacéis una idea de a cuántos catálogos o sesiones fotográficas realiza un profesional?

Al final todos tienen siempre la misma estructura, siguiendo unas pautas similares, por lo que se sabe perfectamente como planificar el momento para conseguir es foto que romperá.

8. Sabe guiar para sacar lo mejor de ti o de tu prenda

Se acabaron los miedos y el pánico escénico. Un cosa te aseguro, si contratas a un profesional te hará sentir cómoda desde el minuto uno.

Te conocerá en una reunión previa por lo que ya no seréis desconocidos.

Además, te guiará durante todo el proyecto, ayudándote a que te relajéis y dando indicaciones sobre cómo posar o que texto que tomes que poner en la publicación cuando la hagas. ¡Estarás como es casa!

9. Es el reflejo con el que se verá tu marca

De nada sirve invertir en calidad de materiales, proveedores, tratamientos de belleza y dietas, si no se reflejan en tus fotografías.

No tiene sentido invertir en unas cosas y no en lo que de verdad te va ha atraer clientes, o futuros trabajos remunerados.

La imagen de tu marca como diseñadora, o tu propia marca personal como modelo tiene que ser exquisita para sí poder atraer al máximo de publico objetivo, y tratar de convertirlos en ventas que es tu finalidad.

Por eso la confianza en un fotógrafo de moda y publicidad especialista es clave para conseguir tus objetivos.

Fotógrafo de Moda y Publicidad Alicante