Publicado el

5 consejos de un fotógrafo de moda para no parecer desesperado/a cuando te presentas a un casting

En mis años que llevo como fotógrafo de moda y director de algunos castings para diferentes clientes y marcas, puedo asegurarte que lo más importante son las imágenes estratégicas para una modelo, actor o actriz.

De pequeño, cada vez que veía a mi padre ver un combate de boxeo por televisión, me preguntaba que le decían los entrenadores a sus pupilos después de cada round.

Sin importar si iban ganando o la cantidad de golpes que habían recibido, los boxeadores siempre parecían desconcertados en el banquillo.

¿Que mensaje recibían y cómo podían procesarlo en esas condiciones?

Años más tarde entendí que aquella disciplina se basaba en la estrategia, aunque ésta era difícil de percibir a través de la pantalla, y tuve que darme cuenta por mi mismo en un combate real de mi localidad que me tocó cubrir no como fotógrafo de moda sino como fotoperiodista.

Si, los que me conocéis en persona sabréis que antes estuve casi 18 años cubriendo noticias de todo tipo por todo el mundo.

Me percaté que los entrenadores subían la motivación durante los descansos entre asalto y asalto, la esquina técnica notificaba al boxeador cuáles son las debilidades de su contrincante que debe explotar.

En el terreno de los catinga y entrevistas de agencias no es muy distinto a una batalla sobre el ring. Si bien hay un intercambio de técnicas de ataque y defensa que ponen a prueba la resistencia física y sobre todo mental de la modelo, actor o actriz que se presenta.

Mantener la guardia arriba no es suficiente. Es necesario esconder las zonas blandas y, tanto en un casting como en una entrevista de una agencia, no existe peor flaqueza que mostrar desesperación por conseguir el puesto.

El tiempo que lleves sin conseguir un trabajo, como fotógrafo de moda y director de castings, te diré que no es relevante, ya que la persona a la que intentas convencer de que eres su mejor opción de debe conocer tu ansiedad.

Esconderla y volver al camino del triunfo es el primer paso para conseguir ese puesto o papel. Por eso fotógrafo de moda profesional y director de castings para publicidad quiero enseñarte las cinco señales que te delatan instantáneamente tu desesperación por conseguir ese puesto que tanto ansias.

1. Saber cuando parar

En el juego de una entrevista ya sea para entrar en una agencia o para un casting, tu mente puede ser un enemigo funesto hasta el punto de hacerte creer que vas ha conseguir tu cometido. Y digo esto porque en muchas ocasiones tiene razón.

Hay casos en lo que la persistencia con algunas personas se convierte en la clave del éxito, pero hay que aprender a identificar cuando un “no” es contundente y definitivo.

Si estás frente a tu entrevistador, basta con leer su lenguaje corporal, pues no tendrá reparo en demostrarlo al transmitirte que quiere bloquear cualquier ruta de comunicación. En ese momento lo ideal es darse la vuelta y volver por donde has venido.

Aunque todas las probabilidades parezcan desfavorables, el simple acto de no insistirle a un director de casting o un fotógrafo de moda puede ser suficiente para despertarle la curiosidad.

2. Saber callar

Durante tu primer encuentro con un fotógrafo de moda profesional o director de casting, se suele entablar un dialogo con el candidato/a, y la emoción puede ser contraproducente en muchos casos.

En especial si se cuenta con una marca de fracaso y desmotivación de los últimos intentos de trabajos o puestos a los que te has presentado. Ya que el/la entrevistada suele dejarse llevar por el momento afortunado y hablar de más.

Establecer una conversación plagada de presunciones innecesarias, así como un notable egocentrismo es una forma de decirle a cualquier director o fotógrafo de moda “hola, estoy desesperado/a por el puesto”.

3. Saber celebrar

Imaginemos que la suerte a dado un tubo y la racha de trabajos o papeles cambia. En tu primer encuentro con el siguiente director de casting o fotógrafo de moda un error gravísimos sería aprovechar el impulso de tu carrera y poner la mira en otro objetivo en ese mismo lugar.

El riesgo de conseguir primer trabajo o papel es alto, ya que te creerás imparable, pero lo recomendable es emprender una retirada heroica o simplemente disfrutar del momento bajo el mejor comportamiento posible. Porque un rechazo volverá a provocarte esa ansiedad de la que hablaba antes.

4. Saber vivir el aquí y ahora

Otra equivocación imperdonable es evocar el futuro de tu carrera profesional antes de tiempo. De hecho, nunca hay un momento idóneo para hacerlo. El mejor momento es ahora.

Los planes y expectativas son información sumamente personal que solo se comparte con quien se ha ganado tu confianza necesaria para conocerla.

Pensar en papeles protagonisticos, campañas de grandes marcas o participación en grandes pasarelas es igual de fantasiosos que las falsas promesas de muchas agencias.

Es mejor esperar a que tu carrera profesional te valla haciendo las preguntas necesarias y tu limitarte a contestarlas, es decir, cederle la iniciativa a la inercia. Hacer contactos, y relacionarte es mejor que frustrarte.

5. Saber comportarse en internet

Vivimos en la era de las redes sociales y lo que muestras ahí es un factor determinante para un fotógrafo de moda o un director de un casting, por eso muchas veces se piden los perfiles, aunque es imposible saber con certeza si eres la persona idónea para el puesto al cien por cien.

Cualquiera puede hacerse una idea de en que perfil encajas si realmente está interesado/a en tu perfil profesional.

Por eso es importante cuidar mucho las redes sociales y mas cuando te quieres dedicar a nivel profesional, o ganar un extra. El contenido que subes y compartes se ve y lo ven quienes están interesados en tí.

Por eso una calidad y estrategia en tus imágenes, conseguir crear y cuidar una comunidad de seguidores, que interactuen y le den likes a tus publicaciones es algo de vital importancia hoy en día.

Hace poco hablaba con una joven que está estudiando arte dramático y protestaba porque como decía ella: prefieren a influencias que actrices profesionales, y yo trabaja de explicarle que es normal, que eso ha existido toda la vida, o porque cualquier revista le cubría los gastos de una boda a una famosa a cambio de su exclusiva, pues porque sabían que con esa inversión venderían mas.

Es así de simple por eso yo el aconsejaba que se convirtiese no en influencer, sino en una persona influenciadora, que aportara contenido de calidad y con valor para un fotógrafo de moda o un director de casting, para que así se fijasen en ella.

FOTÓGRAFO DE MODA RETRATO Y PUBLICIDAD ALICANTE

Publicado el

7 Consejos de un fotógrafo de moda para evitar a los follografos.

“Follografo” díctese del individuo que se coloca detrás de una cámara fotográfica para intentar tener sexo con las modelos el cual no hay que confundir con un fotógrafo de moda profesional de verdad.

Lamentablemente en la profesión de fotógrafo de moda, esta figura ha existido desde sus comienzos, hay muchos casos legales al respecto que no hace falta que mencione ni recuerde.

Incluso hace algún tiempo escribí un artículo dándolos a conocer, sobre todo en la zona donde resido, la cual esta bastante completa de esta especie, puedes leerlo en: “Follografos en moda y publicidad”

El hostigamiento, abuso de las jóvenes modelos por parte de estos elementos está a la orden del día, y como fotógrafo de moda profesional me cuentan cada caso que se me revuelven las tripas solo de pensar en este tipo de gente. Y como abusan de ser propietarios de una cámara de fotos para llamarse fotógrafos.

Suelen atraer con sesiones de fotos gratis, por tener cierto renombre en las redes sociales, y alardear de lo gran profesional que son, sobre todo cuando son personas que tienen un trabajo que les mantiene y luego hacen fotos por hobbie o diversión.

Es por eso que hoy quiero traerte una guía de consejos para trabajar con fotógrafos.

1. Pidele su porfolio de presentación

Todos los fotógrafos de moda tenemos uno, ademas pensado y preparado para darnos a conocer y enviarlo por correo electrónico para ofrecer nuestros servicios profesionales y conseguir los trabajos. Si recuerda que los que buscamos y peleamos diariamente por conseguir trabajos tanto para nosotros como para las modelos somos los fotógrafos.

Échale un ojo a sus trabajos anteriores, y analizado con detenimiento. Si fotografía a chicas y suelen salir desnudas, con poca ropa y con actitudes eróticas o sexuales … Sospecha.

Muchos se escudan en el “desnudo artístico” o en “la belleza del cuerpo de la mujer” para babosear, pero déjame que te cuente un secreto a nivel profesional, en desnudo artístico no se trabaja con modelos, propiamente dicho, sino que se trabaja con bailarinas, pues tienen los torsos mas fibrados y saben estilizar todo el cuerpo.

2. Busca referencias

Investiga. Busca referencias de otras modelos con las que haya trabajado e incluso, si no encuentras nada, escríbele alguna.

Os debeis ayudar entre vostras y no hay mejor manera que hacer piña que hablando y pidiendo referencias entre vosotras.

Si de verdad se considera un fotógrafo de moda profesional, tendrá una web y estará bien posicionada, donde ver sus trabajos, donde hable de él, y no solo redes sociales.

Desconfiar de los fotógrafos que solo tienen redes sociales, porque denotan el poco interés que tienen por su marca, poca profesionalidad a nivel empresarial. Para que invertir en una web, con lo poco que cuesta tenerla hoy en día, si las redes sociales me lo dan todo gratis.

3. Firma un contrato

Esta es la clave y es esencial. Ya sea para una sesión remunerada o gratuita, un fotógrafo de moda de verdad no se va ha jugar su profesión por este termino legal obligatorio.

Si y digo “obligatorio” porque desde que entró en vigor la LGPD (Ley General de Protección de Datos) las fotografías han pasado a ser datos de carácter personal, y es obligatorio el consentimiento expreso (es decir papel firmado) para poder realizar cualquier tipo de fotografía en la que salga una persona como motivo principal.

Si eres lista y se lo pides, y te da largas, puedes hacerlo tu misma, para dejarle claro que se puede o no hacer en la sesión y que o no puede hacer con las fotografías una vez que las tenga.

4. Nunca vayas a su casa

Evita a toda costa fotógrafos que tienen montado el estudio en su propia casa, si no te sientes segura o confiada.

Una vivienda no es el sitio más idóneo para tener un estudio, es preferible una sesión de exterior o tener montado un estudio en una oficina como lo tengo yo que tenerlo en un hogar.

Un sitio donde él se encuentra cómodo y tú puede ser que no tengas salida, donde poder manipularte con educación y picardía. Porque créeme que este tipo de individuos se las saben todas.

5. Ve acompañada

Intenta sierpe ir acompañada, o avísale de que vas a ir acompañada, aunque sea de una amiga, pareja o de alguien de tu confianza.

Si te pone pegas, o te dice que no es posible, intenta que haya una tercera persona (a poder ser mujer) en la sesión: peluquera, maquilladora, asistenta de fotografía, … alguien mas

6. Nunca se debe tocar

Si ya estás en plena sesión, evita a toda costa que te haga cambiarte en el mismo sitio de la sesión, normalmente para eso siempre hay un baño.

Como fotógrafo de moda y retratista, hay veces que un tirante, un mechón de pelo, una arruga del vestido no está donde debería estar. Personalmente prefiero indicarlo sin invadir el espacio personal. O incluso si es el caso pedir ayuda a la estilistas o familiar.

Desconfía de cualquier fotógrafo que te tenga que tocar para colocarte en una pose determinada, mi regla es que nunca, y digo nunca se debe tocar a la modelo.

Si sólo en el caso de que no quede otra opción he tenido que tocar a una modelo, por falta de presupuesto no hay para estilistas, maquilladores, etc… siempre con permiso (y varias veces) y disculpas una vez terminado de colocar lo que sea que fuese el motivo del acercamiento.

7. Si ya te ha pasado no te sientas culpable

No te avergüences de lo sucedido ni creas que podrías haber hecho algo para evitar la situación.

Nadie tiene derecho de abusar de tu confianza o de tu desconocimiento.

No es culpa tuya que existan este tipo de personas. Pero piensa que nadie regala nada, y si es un fotógrafo de moda profesional lo que busca es ayudar tanto a modelos como a diseñadores de moda, o tiendas de ropa. Y lo que menos tiempo tiene es para ir regalando ese tiempo en sesiones gratuitas.

Una cosa es un proyecto personal sin animo de lucro, alguna prueba de un esquema de iluminación, o porque quieres probar un juguete nuevo que te has comprado, pero yo para siempre llamo a una modelo con la que ya he trabajado, que me conoce, y sabe como es trabajo.

FOTÓGRAFO DE MODA, RETRATO Y PUBLICIDAD ALICANTE

Publicado el

Trucos de un fotógrafo de moda para trabajar tu fotogenia y salir bien en tus fotos

Como especialista te diré la importancia de practicar frente al espejo antes de una sesión de fotos, estar relajada durante las mismas y evitar moverte cuando te estén haciendo las fotos un fotógrafo de moda.

Siguiendo estos consejos de un fotógrafo de moda tendrás tu mejor imagen plasmada en tu book y serás la envidia de tu competencia, te lo prometo.

Se que no es sencillo tener la foto perfecta y obtener trabajos remunerados con ella, o muchos likes en tus redes sociales, pero la pose, la sonrisa, el pelo, etc son temas que cada foto son importantes de destacar.

Por eso como fotógrafo de moda te diré mis trucos básicos que tienes que tomar en cuenta, para que tus retratos luzcas increíble, eso si, sin olvidar la importancia de tu estilo y esencia.

Ser fotogénica tiene que ver mucho con la seguridad con la que te enfrentas a la cámara. Hay personas guapas que no salen bien, y hay bellezas muy difíciles de transmitir en una imagen. Ahí es donde entra en juego la naturalidad.

Por eso te aconsejo practicar ante el espejo, ver cuales son tus puntos fuertes e intentar potenciarlos. Un truco más moderno es practicar haciéndote selfies.

Pero hay algo más que practicar haciéndote fotos, y tiene que ver con el autoconocimiento. Es muy importante ver que te hace particular y potenciarlo. Ten en cuenta cuanto más poses practiques más fácil te será luego posar.

Si mirar al objetivo de la cámara de un fotógrafo de moda te intimida y te tensa (algo muy habitual que me ocurre a menudo), mirar hacia abajo o hacia un lado es una muy buena opción. Pues te ayudará a relajar las facciones por lo que seguramente saldrás mejor.

Aunque siempre el mejor truco es estar lo mas relad@ posible, por eso empatizar con tu fotógrafo de moda y establecer una comunicación con el es muy importante. Es en ese momento cuando más fácil te sentirás relajad@.

Para relajarse hay muchos trucos mas, poner la mano en el bolsillo, estirar los brazos, incluso para relajar la boca siempre recomiendo hacer vibrar un poco los labios y espero a disparar en el mismo instante en que terminan de vibrar.

Cuando son fotografías de primer plano no te encorves ni eleves el cuello demasiado como si fueras una tortuga. Es importante mantener el cuerpo recto y relajado, no tienes que tener miedo al ensayo-error, pues al principio es normal.

Los brillos se disimulan con una buena luz de eso siempre me encargo yo, pero llevar algo de maquillaje básico, para conseguir que tu piel luzca mucho más bonita es algo que deberá correr por tu cuenta o por la de la maquilladora.

Lo ideal para la piel es estar limpia e hidratada, es fundamental para salir bien en tus fotos, por eso es importante usar un maquillaje natural y llevar siempre un pañuelo de papel para eliminar los brillos de la piel antes de hacerte la sesión de fotos con un fotógrafo de moda.

Y una cosa más, aunque te parezca raro, los labios maquillados y enmarcados con un eye-liner de ojos siempre funciona.

Colocar las manos de forma natura es uno de los grandes retos, sobre todo cuanto son fotografías de cuerpo entero, por eso cuando la tensión se centra en las manos estas parecen agarrotadas, por eso siempre recomiendo poner al menos una detrás (o quizás menos al frente y más hacia los lados)

Otro truco más es hacer grandes movimientos de manos y brazos antes de que dispare la foto, así conseguirás relajar hasta el cuerpo.

Las fotografías de cuerpo entero son las mas difíciles porque hay que ser controlar la postura corporal, siempre hay que ayudarte del pie delantero (o cruzar un pierna delante de otra) porque es una postura relajada donde puedes balancear el peso hacia atrás.

Otra postura que siempre te puede favorecer cuando estás de pie delante de la cámara de un fotógrafo de moda es aquella en la que te elevas ligeramente de puntillas. Con lo que estilizarás más tu figura, de ahí nació la idea de los tacones.

Si permanecer inmóvil (y de pie) para una foto te hace sentir incómod@ (y por tanto poco relajad@) un truco es usar vestidos largos o prendas con vuelo te invitarán al movimiento y son especialmente favorecedoras si la foto no va a ser totalmente estática.

Yo siempre piensen la ropa. Esto es de formación profesional y siempre me gusta examinar todos los ángulos que veo antes de fotografiar cualquier prenda o persona, para ver qué es lo más interesante a mostrar en la imagen.

Ya hable de la existencia del lado bueno. A sí que si no te gusta algo de ti, no intentes potenciarlo. Si no te gusta tu sonrisa, sonríe con la boca cerrada, si son tus cejas, no las arquees mientras te hacen la foto, si por lo contrario no te gustan las orejas, no te coloques el cabello por detrás de ellas.

Se trata de jugar con lo mejor de cada un@, e intentar esconder lo que menos nos gusta de uno mismo. Por eso encontrar tu mejor ángulo y potenciarlo no es algo que puedas dejar a cualquier fotógrafo de moda.

Recuerda que la belleza está mucho mas allá de lo que se considera perfecto.

FOTÓGRAFO DE MODA RETRATO Y PUBLICIDAD EN ALICANTE

Publicado el

Los Mejores consejos de un fotógrafo de moda sobre estilismo para modelos bajitas

Encontrar el vestido que mejor se adapta al estilo, la figura y las necesidades de cada una es siempre una tarea difícil. Pero para un fotógrafo de moda es fácil ayudarte a tu elección.

Pero si, además, tu cuerpo se sale de los estándares de belleza establecidos, el camino hacia la sesión de fotos de tus sueños se complica todavía más. Algo que conocen, a la perfección, aquellas mujeres cuya talla supera la establecida como “normal” en la industria textil, tienen más o menos pecho que la media o, en este caso, miden menos de 1,70 metros.

Porque, al fin y al cabo, los catálogos y editoriales que vemos habitualmente los protagonizan mujeres altas, delgadas y con curvas moderadas.

¿Cómo podemos, entonces, hacernos una idea de cuáles son los diseños que mejor se adaptan a nuestra figura? La respuesta más realista reside, sin duda, en los años de experiencia buscando las piezas que más favorecen a nuestro cuerpo.

Sobre todo, porque como consecuencia los tópicos estilísticos referentes a las mujeres bajitas, puede que muchas sigáis sin acostumbrarnos a llevar vestidos largos, faldas mini o abrigos en clave maxi, pese a que, según las expertas, sean las siluetas que más les perjudican.

¿Cuál es la silueta que más favorece?

He aquí la pregunta del millón.

Evidentemente, como fotógrafo de moda profesional no tengo una respuesta universal ya que la estatura de cada modelo no es el único factor que entra en juego a la hora de elegir el look.

Pero sí es cierto que muchas diseñadoras coinciden en que los vestidos largos y de una sola pieza serían la apuesta ganadora para modelos bajitas.

Una silueta tubo, sin volumen de cintura para abajo y con el talle alto para alargar la silueta“, recomienda la diseñadora Castellar Granados. Un consejo que comparten las expertas de Coosy, asegurando que una silueta marcada es la más favorecedora en el caso de las chicas de estatura baja.

Intentamos que las chicas muy bajitas utilicen lo menor posible vestidos con volúmenes en falda y, en caso de hacerlo, siempre con evasé acentuado la cadera y cintura, para estilizar lo máximo posible”, añaden.

Y, ¿qué hay de los vestidos cortos? Cuando nos adentramos en este terreno aparece la controversia, aseguran que, dependiendo del tipo de sesión, un vestido corto podría ser una apuesta segura para modelos bajitas.

Sin embargo, Otros diseñadores inciden en que los vestidos hasta los pies alargan mucho más la silueta. De todos modos, un vestido corto, sin demasiado volumen y combinado con un estilo sencillo sería una opción más que válida para cualquier modelo.

Tacones, ¿son imprescindibles?

Casi por inercia, todas las mujeres que no superan el metro sesenta, se han acostumbrado a subirse en unos zapatos de varios centímetros para cualquier ocasión fotográfica con un fotógrafo de moda.

Pero en la era del body positive, hemos aprendido a renunciar a elementos que incomodan -e incluso llegan a doler- y que son totalmente prescindibles en cualquier look.

Efectivamente, hablo de los salones y zapatos con tacones altísimos que, independientemente de si estilizan o no la figura de la mujer, acaban siendo un obstáculo para la diversión y el disfrute de la sesión fotográfica.

Por eso, cada vez es más común ver modelos que renuncian al clásico zapato de tacón y optan, o bien por una sandalia plana, o por un calzado de tacón más cómodo.

Así que los tacones son absolutamente prescindibles en cualquier estilismo; pero, ¿qué silueta elegir en caso de que renunciemos a esos centímetros de más?

En ese caso, las expertas coinciden en acortar ligeramente el largo del vestido, dejando los pies -y, a poder ser, tobillos- al descubierto y optando por siluetas que no se ajusten en exceso.

Así, algunos diseñadores optarían por un vestido con volumen tubo y de corte midi mientras que otros apostarían por un vestido vaporoso o de inspiración boho a combinar con una sandalia -o zapato- de tacón medio.

¿Qué papel juegan el peinado y los accesorios?

No toda la responsabilidad recae sobre el vestido elegido y los zapatos, accesorios y hasta el peinado que lo complementen jugarán un papel fundamental en el resultado final.

Por ejemplo, si se trata de una sesión de invierno, la elección del abrigo o chaqueta será tan importante como el vestido.

En este caso, Muchos diseñadores aseguran que una torera es la mejor opción para modelos bajitas mientras que otros se decanta más por un abrigo largo con cola en tejido tweed.

Como decíamos, aquí entra en juego el estilo de la modelo y sus preferencias en cuanto a unas u otras siluetas. Sin olvidar el ojo del fotógrafo de moda para aconsejar y sacar el mejor plano para ti.

El peinado, por su parte, también tiene cierta relevancia en el efecto del conjunto.

Aquí, sin embargo, los diseñadores aseguran que la elección recae por completo en las preferencias de la modelo y que no por ser bajita estará más favorecida con un recogido; al fin y al cabo, los rasgos y la forma del rostro de la cara es fundamental para elegir uno u otro look.

El look ideal para una modelo bajita

Teniendo en cuenta -aunque resulte repetitivo- que lo único realmente determinante para definir un look como ideal es la opinión de quien lo porta, lo cierto es que cada creador tiene sus preferencias. Al igual que cada fotógrafo de moda tiene las suyas

Y, si les preguntamos por el conjunto perfecto para una modelo bajita, todos lo tienen claro: “un vestido midi con volumen en hombros y velo corto-y, si puede ser, tacón alto-, El acierto siempre está en saber ver qué le favorece a cada una”. Y créeme que me encanta hacer ese trabajo cuando me contratan.

FOTÓGRAFO DE MODA, RETRATO Y PUBLICIDAD EN ALICANTE