Publicado el

7 Consejos de un fotógrafo de moda para evitar a los follografos.

“Follografo” díctese del individuo que se coloca detrás de una cámara fotográfica para intentar tener sexo con las modelos el cual no hay que confundir con un fotógrafo de moda profesional de verdad.

Lamentablemente en la profesión de fotógrafo de moda, esta figura ha existido desde sus comienzos, hay muchos casos legales al respecto que no hace falta que mencione ni recuerde.

Incluso hace algún tiempo escribí un artículo dándolos a conocer, sobre todo en la zona donde resido, la cual esta bastante completa de esta especie, puedes leerlo en: “Follografos en moda y publicidad”

El hostigamiento, abuso de las jóvenes modelos por parte de estos elementos está a la orden del día, y como fotógrafo de moda profesional me cuentan cada caso que se me revuelven las tripas solo de pensar en este tipo de gente. Y como abusan de ser propietarios de una cámara de fotos para llamarse fotógrafos.

Suelen atraer con sesiones de fotos gratis, por tener cierto renombre en las redes sociales, y alardear de lo gran profesional que son, sobre todo cuando son personas que tienen un trabajo que les mantiene y luego hacen fotos por hobbie o diversión.

Es por eso que hoy quiero traerte una guía de consejos para trabajar con fotógrafos.

1. Pidele su porfolio de presentación

Todos los fotógrafos de moda tenemos uno, ademas pensado y preparado para darnos a conocer y enviarlo por correo electrónico para ofrecer nuestros servicios profesionales y conseguir los trabajos. Si recuerda que los que buscamos y peleamos diariamente por conseguir trabajos tanto para nosotros como para las modelos somos los fotógrafos.

Échale un ojo a sus trabajos anteriores, y analizado con detenimiento. Si fotografía a chicas y suelen salir desnudas, con poca ropa y con actitudes eróticas o sexuales … Sospecha.

Muchos se escudan en el “desnudo artístico” o en “la belleza del cuerpo de la mujer” para babosear, pero déjame que te cuente un secreto a nivel profesional, en desnudo artístico no se trabaja con modelos, propiamente dicho, sino que se trabaja con bailarinas, pues tienen los torsos mas fibrados y saben estilizar todo el cuerpo.

2. Busca referencias

Investiga. Busca referencias de otras modelos con las que haya trabajado e incluso, si no encuentras nada, escríbele alguna.

Os debeis ayudar entre vostras y no hay mejor manera que hacer piña que hablando y pidiendo referencias entre vosotras.

Si de verdad se considera un fotógrafo de moda profesional, tendrá una web y estará bien posicionada, donde ver sus trabajos, donde hable de él, y no solo redes sociales.

Desconfiar de los fotógrafos que solo tienen redes sociales, porque denotan el poco interés que tienen por su marca, poca profesionalidad a nivel empresarial. Para que invertir en una web, con lo poco que cuesta tenerla hoy en día, si las redes sociales me lo dan todo gratis.

3. Firma un contrato

Esta es la clave y es esencial. Ya sea para una sesión remunerada o gratuita, un fotógrafo de moda de verdad no se va ha jugar su profesión por este termino legal obligatorio.

Si y digo “obligatorio” porque desde que entró en vigor la LGPD (Ley General de Protección de Datos) las fotografías han pasado a ser datos de carácter personal, y es obligatorio el consentimiento expreso (es decir papel firmado) para poder realizar cualquier tipo de fotografía en la que salga una persona como motivo principal.

Si eres lista y se lo pides, y te da largas, puedes hacerlo tu misma, para dejarle claro que se puede o no hacer en la sesión y que o no puede hacer con las fotografías una vez que las tenga.

4. Nunca vayas a su casa

Evita a toda costa fotógrafos que tienen montado el estudio en su propia casa, si no te sientes segura o confiada.

Una vivienda no es el sitio más idóneo para tener un estudio, es preferible una sesión de exterior o tener montado un estudio en una oficina como lo tengo yo que tenerlo en un hogar.

Un sitio donde él se encuentra cómodo y tú puede ser que no tengas salida, donde poder manipularte con educación y picardía. Porque créeme que este tipo de individuos se las saben todas.

5. Ve acompañada

Intenta sierpe ir acompañada, o avísale de que vas a ir acompañada, aunque sea de una amiga, pareja o de alguien de tu confianza.

Si te pone pegas, o te dice que no es posible, intenta que haya una tercera persona (a poder ser mujer) en la sesión: peluquera, maquilladora, asistenta de fotografía, … alguien mas

6. Nunca se debe tocar

Si ya estás en plena sesión, evita a toda costa que te haga cambiarte en el mismo sitio de la sesión, normalmente para eso siempre hay un baño.

Como fotógrafo de moda y retratista, hay veces que un tirante, un mechón de pelo, una arruga del vestido no está donde debería estar. Personalmente prefiero indicarlo sin invadir el espacio personal. O incluso si es el caso pedir ayuda a la estilistas o familiar.

Desconfía de cualquier fotógrafo que te tenga que tocar para colocarte en una pose determinada, mi regla es que nunca, y digo nunca se debe tocar a la modelo.

Si sólo en el caso de que no quede otra opción he tenido que tocar a una modelo, por falta de presupuesto no hay para estilistas, maquilladores, etc… siempre con permiso (y varias veces) y disculpas una vez terminado de colocar lo que sea que fuese el motivo del acercamiento.

7. Si ya te ha pasado no te sientas culpable

No te avergüences de lo sucedido ni creas que podrías haber hecho algo para evitar la situación.

Nadie tiene derecho de abusar de tu confianza o de tu desconocimiento.

No es culpa tuya que existan este tipo de personas. Pero piensa que nadie regala nada, y si es un fotógrafo de moda profesional lo que busca es ayudar tanto a modelos como a diseñadores de moda, o tiendas de ropa. Y lo que menos tiempo tiene es para ir regalando ese tiempo en sesiones gratuitas.

Una cosa es un proyecto personal sin animo de lucro, alguna prueba de un esquema de iluminación, o porque quieres probar un juguete nuevo que te has comprado, pero yo para siempre llamo a una modelo con la que ya he trabajado, que me conoce, y sabe como es trabajo.

FOTÓGRAFO DE MODA, RETRATO Y PUBLICIDAD ALICANTE

Publicado el

Trucos de un fotógrafo de moda para trabajar tu fotogenia y salir bien en tus fotos

Como especialista te diré la importancia de practicar frente al espejo antes de una sesión de fotos, estar relajada durante las mismas y evitar moverte cuando te estén haciendo las fotos un fotógrafo de moda.

Siguiendo estos consejos de un fotógrafo de moda tendrás tu mejor imagen plasmada en tu book y serás la envidia de tu competencia, te lo prometo.

Se que no es sencillo tener la foto perfecta y obtener trabajos remunerados con ella, o muchos likes en tus redes sociales, pero la pose, la sonrisa, el pelo, etc son temas que cada foto son importantes de destacar.

Por eso como fotógrafo de moda te diré mis trucos básicos que tienes que tomar en cuenta, para que tus retratos luzcas increíble, eso si, sin olvidar la importancia de tu estilo y esencia.

Ser fotogénica tiene que ver mucho con la seguridad con la que te enfrentas a la cámara. Hay personas guapas que no salen bien, y hay bellezas muy difíciles de transmitir en una imagen. Ahí es donde entra en juego la naturalidad.

Por eso te aconsejo practicar ante el espejo, ver cuales son tus puntos fuertes e intentar potenciarlos. Un truco más moderno es practicar haciéndote selfies.

Pero hay algo más que practicar haciéndote fotos, y tiene que ver con el autoconocimiento. Es muy importante ver que te hace particular y potenciarlo. Ten en cuenta cuanto más poses practiques más fácil te será luego posar.

Si mirar al objetivo de la cámara de un fotógrafo de moda te intimida y te tensa (algo muy habitual que me ocurre a menudo), mirar hacia abajo o hacia un lado es una muy buena opción. Pues te ayudará a relajar las facciones por lo que seguramente saldrás mejor.

Aunque siempre el mejor truco es estar lo mas relad@ posible, por eso empatizar con tu fotógrafo de moda y establecer una comunicación con el es muy importante. Es en ese momento cuando más fácil te sentirás relajad@.

Para relajarse hay muchos trucos mas, poner la mano en el bolsillo, estirar los brazos, incluso para relajar la boca siempre recomiendo hacer vibrar un poco los labios y espero a disparar en el mismo instante en que terminan de vibrar.

Cuando son fotografías de primer plano no te encorves ni eleves el cuello demasiado como si fueras una tortuga. Es importante mantener el cuerpo recto y relajado, no tienes que tener miedo al ensayo-error, pues al principio es normal.

Los brillos se disimulan con una buena luz de eso siempre me encargo yo, pero llevar algo de maquillaje básico, para conseguir que tu piel luzca mucho más bonita es algo que deberá correr por tu cuenta o por la de la maquilladora.

Lo ideal para la piel es estar limpia e hidratada, es fundamental para salir bien en tus fotos, por eso es importante usar un maquillaje natural y llevar siempre un pañuelo de papel para eliminar los brillos de la piel antes de hacerte la sesión de fotos con un fotógrafo de moda.

Y una cosa más, aunque te parezca raro, los labios maquillados y enmarcados con un eye-liner de ojos siempre funciona.

Colocar las manos de forma natura es uno de los grandes retos, sobre todo cuanto son fotografías de cuerpo entero, por eso cuando la tensión se centra en las manos estas parecen agarrotadas, por eso siempre recomiendo poner al menos una detrás (o quizás menos al frente y más hacia los lados)

Otro truco más es hacer grandes movimientos de manos y brazos antes de que dispare la foto, así conseguirás relajar hasta el cuerpo.

Las fotografías de cuerpo entero son las mas difíciles porque hay que ser controlar la postura corporal, siempre hay que ayudarte del pie delantero (o cruzar un pierna delante de otra) porque es una postura relajada donde puedes balancear el peso hacia atrás.

Otra postura que siempre te puede favorecer cuando estás de pie delante de la cámara de un fotógrafo de moda es aquella en la que te elevas ligeramente de puntillas. Con lo que estilizarás más tu figura, de ahí nació la idea de los tacones.

Si permanecer inmóvil (y de pie) para una foto te hace sentir incómod@ (y por tanto poco relajad@) un truco es usar vestidos largos o prendas con vuelo te invitarán al movimiento y son especialmente favorecedoras si la foto no va a ser totalmente estática.

Yo siempre piensen la ropa. Esto es de formación profesional y siempre me gusta examinar todos los ángulos que veo antes de fotografiar cualquier prenda o persona, para ver qué es lo más interesante a mostrar en la imagen.

Ya hable de la existencia del lado bueno. A sí que si no te gusta algo de ti, no intentes potenciarlo. Si no te gusta tu sonrisa, sonríe con la boca cerrada, si son tus cejas, no las arquees mientras te hacen la foto, si por lo contrario no te gustan las orejas, no te coloques el cabello por detrás de ellas.

Se trata de jugar con lo mejor de cada un@, e intentar esconder lo que menos nos gusta de uno mismo. Por eso encontrar tu mejor ángulo y potenciarlo no es algo que puedas dejar a cualquier fotógrafo de moda.

Recuerda que la belleza está mucho mas allá de lo que se considera perfecto.

FOTÓGRAFO DE MODA RETRATO Y PUBLICIDAD EN ALICANTE