Publicado el

Que significa ser un buen fotógrafo de moda

Hace unos días hable con alguien que no tiene nada que ver con esta profesión y me preguntaba: «¿quien es un  buen fotógrafo de moda?” Yo le devolví la pregunta: “¿quien lo sería para ti?”

Me dijo que aquel que le hiciese una buena fotografía de moda. Que saliese en las revistas y demás medios.

Estuve varios días pensando en aquello y quiero contestarme a mi mismo, porque nunca me había hecho esa pregunta…

Pienso que un buen fotógrafo de moda es aquel que puede garantizar un buen trabajo de calidad, siempre y cuando tenga las condiciones necesarias para hacer una buenas fotos.

Me explicare mejor…

Ser-buen-Fotografo-de-moda

Un buen fotógrafo sabe los requisitos que necesita para conseguir un trabajo de calidad como objetivo final. Emplea su tiempo en preparar la sesión, planificar localización, vestuario, peluqueria, maquillaje, la mejor hora para hacer la foto… en definitiva tiene una visión general de la sesión, porque tiene en su mente la fotografía final. Mantiene relación con su modelo para crear una atmósfera agradable y de conexión. Se comunica con la modelo para que esta entienda la importancia de todo lo anterior. Y si esta lo comprende y se implica, el fotógrafo se contagia de algo muy necesario como es la motivación.

Si bajo estas circunstancias consigue que la mayoría de sus fotos sean de calidad, pienso que estamos ante un buen fotógrafo.

Y entonces… ¿Quién es un mal fotógrafo? Pues aquel que no hace lo anteriormente descrito, porque no lo considera importante o porque lo desconoce y en conclusión, no garantizar un trabajo de calidad porque unas veces, cuando la suerte le acompaña, le salen fotos bonitas, pero otras, cuando no todo viene rodado, hace fotos mediocres o malas con la excusa de que “esto o lo otro no estaba bien…”, o porque como lo compagina con otro trabajo, se ha podido comprar una buena cámara y un buen objetivo, no nos engañemos, en esta profesión no todo no es cuestión del material. Existe un componente que muchos no tienen en cuenta, la creatividad.

Pero entonces, un buen fotógrafo ¿lo hace todo bien?. Yo creo que No! Pero habría que indagar en el “por qué” de las cosas…

– He tenido modelos que no se han querido maquillar porque “así me sale más barato y luego ya me retocas tú”. Error! Nunca conseguiremos un acabado con la misma calidad que preparada por un profesional.

– Que no se han preocupado por el vestuario porque “Yo llevo de todo y ya vemos allí”. Error! Tres maletas de ropa arrugada y una hora decidiendo lo que te pones (arrugado) en vez de emplear ese tiempo en hacer fotos.

– Modelos a los que les he pedido vestuarios para que sean acordes con el entorno y luego han llevado a la sesión lo que les ha parecido a ellos.

– Modelos que quieren fotos “mágicas” con luces “mágicas” del atardecer y llegan tarde a la cita… El sol no espera!

– Novios con los que no hay buena comunicación porque nunca tienen tiempo para pasar a verte y hablar de su boda o porque han cogido fijación con una foto que vieron en Instagram y creen que toda su vida será así sin que ellos aporten nada, porque “como hemos contratado un fotógrafo de los buenos, lo va a hacer todo él…”

– Madres que llegan con estrés y tarde a la sesión sin darse cuenta de que ese mismo estrés se lo han pegado a sus hijos o a su bebé.

– Modelos en general que anulan su sesión en exteriores porque “parece que dan nublado” y cuando les explicas que ellos deben de encargarse de cumplir con horario, vestuario y actitud y a ti te deben dejar decidir la mejor luz, siguen empeñados en que serían unas fotos “más alegres” a plena solana de las 12 del medio día…

Ser-buen-Fotografo-de-moda

No todos los buenos son tan malos ni todos los malos son tan buenos como a veces pensamos…

Creo que como todo en la vida, cada uno debe tener su parcela. Al que sabe le deben dejar hacer y el que contrata tiene derecho a recibir la calidad esperada sin excusas, siempre y cuando haya cumplido su parte del trato.

Sigo pensando que una foto es para toda la vida y que hay fotos y fotos y momentos diferentes. Si quieres ir a pasar el rato y “probar”, puedes hacerlo con cualquiera al que le guste hacer fotos. Pero si buscas una calidad final y para ti es importante tu book, las fotos de tus hijos, tu boda o tu sesión familiar, deberías ir a buscar al «buen fotógrafo» y cumplir tu parte, porque las fotos las hacemos entre los dos! 

Publicado el

Porqué debes tener tu porfolio de modelaje impreso

Hoy en día se están volviendo a llevar los portafolios físicos, y aquí entramos en otro mundo, ni la superimpresora que tienes en casa, ni las máquinas de revelado de los centros comerciales, ni las webs de revelado online pueden igualar a la calidad de un buen laboratorio fotográfico y su precio no creas que será mucho mayor, si que será más caro pero merecerá la pena, cuando lo tengas entre tus manos notarás la diferencia.

Por un lado tenemos la calidad del papel, la calidad de las tintas usadas, la calidad de la óptica y de la iluminación usada para la sesión, en resumen la calidad de los materiales usados es donde radica la diferencia.

Si tu intención es diferenciarte de la mayorías de modelos de tu zona, tienes que ofrecer algo que ellos no hacen, y el enviar porfolios impresos a las agencias puede ser muy buena idea.

Portafolio-impreso

Mover mucho las redes sociales, está muy bien, pero en la mayoría de ocasiones no es suficiente para que te contraten, tendrás multitud de eventos donde te invitarán a participar (desde desfiles de moda, fiestas o exposiciones, hasta charlas de uno u otro diseñador de mucho renombre), pero la cuestión es que no te servirá para conseguir trabajos remunerados. Tu portafolio como modelo si.

Pero antes de que te eches las manos a la cabeza, pensando que tienes que invertir mucho dinero en portafolios para enviarlos, te voy a recomendar una pequeña estrategia:

Hazte dos modelos de portafolios, uno bueno, económico y de pocas fotos que puedas enviar a las agencias de moda y de publicidad por correo certificado, con los enlaces a tus perfiles profesionales de modelo de las redes sociales, o de tu web propia, … a modo de curriculum, junto a una carta de presentación. Y por otro lado un buen portafolio con buena calidad, bien estructurado, y con una buena narrativa visual para llevar contigo cuando vallas a las entrevistas que te harán seguro porque les habrás llamado la atención.

Una buena idea es que el mismo por folio que envíes también lo tengas en formato pdf y que lo puedas mandar por mail a agencias que estén fuera de tu localidad o que se pueda descargárselo desde tu propia web si la tienes.

No te quiero engañar, vivir del modelare es muy difícil, pero lo que si existe es utilizar muchas técnicas diferentes para diferenciarte de tanta competencia que hay en las redes sociales, que desde han aparecido todo el mundo es periodista, fotógrafo, o modelo. Con muchos seguidores pero que a la hora de la verdad, a la hora del papel sus imágenes no valen para mas que esas redes sociales.

Por eso te animo a que pruebes, que dediques un pequeña parte de tu dinero a modo de inversión, los laboratorios fotográficos tienen muchos tipos de libros, no tienes que cogerte el más grande, pesado y caro, con que las fotos tengan un tamaño cómodo y agradable para la vista es suficiente, digamos unos veinte centímetros de ancho por treinta de alto, lo que viene a ser aproximadamente un folio, en mi humilde opinión es suficiente.

Impresión-porfolio

Cuando lo tengas asegúrate de mantenerlo al día, con las ultimas fotos que tengas y que merezcan la pena. Aunque no es necesario que incluyas los trabajos originales, sí que es aconsejable cuidar la presentación y ser un poco creativo con el diseño y la organización.

El hacer esto te ayudará a ser selectivo con las fotografías que tienes, por muchas que tengas en las redes sociales no todas valen a la hora de conseguir un trabajo. Las agencias buscarán un poco de todo, como es normal, pero son en las fotos de estudio donde se pararán a examinarlas más, pues la mayoría de los proyectos publicitarios son en estudio donde se realizan. Por una sencilla razón, en estudio no hay cambios de luz, no hay viento, ni espontáneos de ultima hora, … tienes la situación mas controlada que en exteriores.

Pero volviendo al tema del porfolio, es importante que prestes atención para que este siga un orden coherente acorde con la estética de las páginas, y que esté bien impreso y encuadernado, para transmitir sensación de cohesión y limpieza a quien lo visualice.

En definitiva, no hay unas reglas  estrictas de como tiene que ser tu portafolio, y el sentido común es el que predomina, por eso tienes que adelantarte a la competencia, invertir un poco en tu imagen como modelo, y ofrecer algo diferente a lo que hacen los demás.

Publicado el

Como tiene que ser tu portafolio de modelaje

Comenzar la carrera de modelo es muy complicado, y no tod@s lo consiguen, pero sería aún más difícil si no cuentas con un portafolio. Lo bueno es que no es difícil hacerlo y esta es la diferencia entre obtener ese empleo deseado como modelo o perderlo. La mala noticia es que si lo hechas a perder, no lo cuidas y no lo actualizas, según las nuevas tendencias, te costará los empleos e incluso puede arruinar tu carrera antes de iniciarla.

Lo primero es determinar tu tipo de modelo. Existen muchos tipos de modelaje, algunos con requisitos muy específicos de apariencia física y nivel de habilidad. Como por ejemplo desfiles de pasarela donde la altura y delgadez es determinante, pero existen otro tipos de modelaje donde el estilo corporal es más flexible.

L@s modelos de la vida real representan a empresas en ferias, centros comerciales y anuncios de productos, debido a que el modelaje de la vida real requiere la interacción con muchas personas.

El modelaje con impresiones comerciales es un comodín muy bueno para vosotros, aparecer en publicidad de carteles, revistas o diarios. Puede variar desde modelar trajes de baño hasta representar un papel específico como un personal de negocios, educación, sanidad, … Por ejemplo, los modelos de trajes de baño deben tener curvas e incluso mostrar un buen tono muscular, mientras que las de perfumería deben disponer de un cuello estilizado.

El modelaje de partes del cuerpo resalta una parte del cuerpo en particular como el cabello, las piernas o las manos. Si tienes un cabello sedoso y brillante, manos cuidadas y agradecidas, podrías considerar este tipo de modelaje.

Contrata a profesionales. Si llamas a las agencias de modelos de tu localidad intentarán venderte todo el pack (desde los cursos de modelaje hasta el book de fotos), y no es mala idea, pero no es la mejor. Te explicaré porqué, las empresas (y una agencia de modelos lo es) buscan ser rentable (ganar dinero) y para eso reduce los costes mucho, es por eso que subcontratará al fotógrafo y a la maquilladora por poco dinero y le obligará a trabajar en las instalaciones propias con equipos fotográficos, de iluminación o de maquillaje muy económicos que no rinden igual cuando las condiciones no son las correctas.

Los fotógrafos profesionales conocemos mucha gente desde maquilladores, diseñadores, hasta agencias locales, pero hemos decidido no trabajar para ellos para poder dedicarnos creativamente a nuestra profesión. Aunque no negaré que muchas veces hacemos proyectos en común.

Para las poses puedes buscar inspiración en revistas o en internet, pero pagarte un curso de posado fotográfico, aunque sea uno barato, te enseñará cosas que de verdad se utilizan en este sector. Pide a un familiar o amigo que opine cuando practiques las poses, pero los ojos de un experto como una exmodelo profesional seguro que te resuelve todas las dudas que puedas tener.

Aprende a escoger la ropa para la sesión fotográfica. Es muy importante tener claro que el objetivo del portafolio es vender tu imagen. Elimina todo lo que te distraiga del objetivo. Por mi experiencia te diré que escojas colores sólidos evitando los estampados. Evita la ropa que no te queda bien frente al espejo, ropa muy ajustada u holgada. Tu portafolio no es un lugar para atuendos de ultima moda.

Necesitarás varias opciones para que no tengas fotos de un solo tipo o dos, si tu intención es entrar en el modelaje de impresiones comerciales, también es buena idea tener algunas fotos en traje de baño. Con 5 cambios de ropa suelen bastar para empezar, y puedes complementarlos muy bien.

Tienes que mentalizarte y prepararte para preparar tu versatilidad. Es esencial tener varios estilos de acuerdo al tipo de modelaje que buscas, si el fotógrafo que contratas es bueno y tiene experiencia sabrá que tipo de looks te sentarán mejor, pero la clave está en la iluminación, si sabe jugar con ella  y controlarla los resultados serán sorprendentes.

Aunque la tendencia del retoque fotográfico tiende a la naturalidad, que no te engañen, en el mundo del modelaje todas las fotografías se editan y se retocan, y el porqué es muy sencillo, porque las grandes corporaciones del mundo que son las que imponen el rumbo a seguir y eso es lo que quieren, podemos estar filosóficamente en desacuerdo con ellas, pero al final son las que mandan porque se realista, cuantas chic@s jóvenes y guapas tienen esperando detrás de ti para un casting para anunciar su producto.

De ahí la importancia de invertir un poco de dinero en tener un buen porfolio diferente, creativo y rompedor para diferenciarte todo lo que puedas de la mayoría en tu localidad o provincia.

Publicado el

Una buena comunicación visual es vital para tus diseños

Una imagen vale más que mil palabras, y lo mismo pasa con los diseños. Y ésto es algo que no se puede dejar al azar, ni se puede dejar en manos de no profesionales.
Puedes describir que el diseño y la costura son tu pasión, plasmarla en un trozo de tela pero, sin embargo, si las imágenes no se ajustan a la narrativa, es difícil que los clientes conecten con tu marca, y por tanto subir tu nivel de ventas.

Los diseñadores de moda al igual que los fotógrafos de publicidad somos creativos, innovadores, somos soñadores, pero… No debemos olvidar nunca el objetivo … ser rentable y poder vivir de ello.

Por eso tener unas fotografías de catálogo o de tus desfiles buenas y potentes es muy importante, tanto para tu web de venta como para tus redes sociales y no sólo estamos hablando de una simple toma de fotos de la apertura de tu local o un elegante primer plano de sus productos. La clave es la narración visual, como su nombre indica, ideal para contar una buena historia. Aquí hay algunas maneras de compartirla con todo el mundo.

La premisa

Cada historia tiene una premisa. Antes de que una sola imagen se toma, se pregunta: ¿Qué tipo de historia es lo que quieres decir? Por ejemplo, si quieres que tu marca y tus diseños verlos como una marca centrada en las personas, cuentan los empleados en el trabajo o en el juego. O si deseas que tu ropa sea un sinónimo de acogedor y familiar, cuentas con una familia en la ventana dispuestos a disfrutar de los placeres que tu firma ofrece, o simplemente quieres llegar a más público y generar así más ventas.

Un espacio para la espontaneidad

Más allá de la estrategia de marketing cuidadosamente diseñada por expertos en el marketing de cualquier empresa, es importante dejar espacio para los momentos que se generan espontáneamente, dentro del trabajo que es posible que desees capturar y compartir con tus clientes. En definitiva comunicarlo.

Todo el mundo está subiendo al carro de las redes sociales, Facebook e Instagram son las opciones obvias, ya que son plataformas construidas alrededor de ideas visuales. Además, en lugar de aparcar todas las imágenes en su página web corporativa, es en la redes sociales la mejor manera de difundir al mundo la imagen de su empresa y convertir su historia en algo con lo que comunicar con sus futuros clientes. Una buena y potente imagen corporativa, de producto, de eventos que organice tu marca es la base del éxito.

Tu mejor imagen es tu mejor presentación.

Es por eso que a la hora de invertir el dinero, mejor que lo hagas en profesionales que, aparte de que tengan un talento natural, o tengan mucha experiencia, sean especialistas en dicha materia, un fotógrafo por el mero hecho de serlo no lo convierte en un todo terreno que es capaz de plasmar los sentimientos de una boda, la textura de tu prenda, o las líneas convergentes del local. Es muy importante que elijas sabiamente, pues dichas imágenes serán la parte visible de tu empresa o negocio durante los próximos años, y no por eso tiene que ser caro. Lo mejor es el sentido común, tomar un café con el fotógrafo, explicarle lo que buscas y quieres, tratar de crear una comunicación por ambas partes. Para así crear una sinergia de ideas en un propósito común, vender tus productos.

Es por eso que no debes dudar. Si no te encuentras cómod@ con el último fotógrafo que trabajaste, investiga en tu localidad o provincia quien más se intenta dedicar a la fotografía de moda, quien es capaz de dar el 100% de tiempo y esfuerzo a crear una narrativa visual acorde con tus valores. Quien, al igual que tu, se compromete con su marca personal o empresarial y lo considera como un hijo al que cuida y mima con todo su cariñó. Porque al fin y al cabo nuestras empresas son eso, nuestra pequeña creación al mundo, nuestra prolongación de nuestros pensamientos y sueños de compartir con todos eso que sabemos hacer tan bien y nos apasiona. Por ello lo vas a dejar en manos de cualquiera?

Resumiendo un poco, si quieres vender tus diseños, tendrás que invertir algo de dinero, y en esa inversión tendrás que valorar con que fotógrafo trabajar, para así poder impactar con las imágenes y llegar a un publico mayor, en resumen vender más, y en este mundo la experiencia y la inteligencia son la clave del éxito, y por tanto de las ventas.

Publicado el

Como y porqué elegir a un fotógrafo comercial profesional

Primero quiero disculparme si alguien se siente ofendido, pero no es mi intención.

Si estás empezando en el mundo del modelaje esto te puede interesar:

Al igual que las fotos de tu boda no se las dejas a manos de cualquiera, porqué las de tu porfolio si. Las fotos de tu boda son o serán un bonito recuerdo de un día muy especial, pero tu porfolio es lo que te va abrir las puertas de ese trabajo que deseas, del glamour de esa pasarela, o quien sabe, igual para ese anuncio publicitario. No te voy a engañar, es un trabajo muy muy duro, pero desde mi humilde experiencia te diré que merece la pena.

Si buscas o preguntas en la red saldrán muchos fotógrafos queriendo hacerte fotos, si no lo conoces desconfía, pide referencias a tus amig@s por si conocen o su trabajo o como lo desempeñan.

Analiza su perfil, observa si tiene web propia que cumpla la ley de protección de datos, o solo se conforma con una fanpage gratuita, si su correo es gmail o similar. Si su porfolio o imagen que está dando en las redes sociales está centrado en una temática o cada día sube una foto diferente, eso dice mucho de su profesionalidad. Si tiene estudio propio o la sesión la tiene que hacer en su casa o en la calle. Valora su trabajo y la propuesta que halla hecho, quizás sea interesante, aunque yo personalmente lo dudo.

Cuando yo propongo una sesión a una modelo, lo hago porque tengo algo en mente, una luz concreta, un vestuario concreto, para así crear un ambiente impactante en la toma. Luego la magia del revelado digital aportará su toque personal a dicha instantánea.

Hoy en día con la era digital la fotografía se ha democratizado, cualquiera puede tener una cámara de fotos que parezca profesional, pero las verdaderas cámaras profesionales están al alcance de muy pocos, cámaras que rinden igual de bien cuando la luz no es la adecuada, cualquier cámara vale para el 90% de las ocasiones, pero cuando las cosas se ponen difíciles es donde está la diferencia. Y después la experiencia y la postproducción es donde se encuentra la gran diferencia.

Internet nos ha abierto un mundo muy grande a los profesionales para darnos a conocer, pero los impuestos y demás gastos son los mismos, por eso si de verdad quieres conseguir esos trabajos profesionales como modelo, tendrás que tener un porfolio rompedor, impactante, y sobre todo que cause sención, no porque en él salgas desnud@ o en ropa interior ya esta todo hecho.

Las agencias de publicidad suelen trabajar ya con agencias de modelos, después de hacer una tormenta de ideas y ofrecer la propuesta a quien les ha contratado, contactan con las agencias para que les faciliten a l@s modelos que necesitan, rubia, morena, alta, baja, … por eso es muy difícil estar entre las elegidas, por eso cuando pienses en hacerte el porfolio analízate, y vende la mejor parte de ti, metafóricamente hablando, es decir si lo que más impactan son tus ojos, en las poses de la sesión juega con diferentes tipos de mirada, y dile al fotógrafo que sobretodo haga primero planos de tu ojos.

Que no te engañen con cursos o talleres, evidentemente son necesarios pero no valen lo que cobran por ellos, normalmente las agencias de modelos que a su vez son agencias suelen subcontratar a profesionales para tales menesteres (desde hacer las 4 fotos que necesitan para su catalogo, hasta la profesora que te da las clases de posado o desfile de pasarela). En este mundo vosotr@s sois objetos, y nosotros, los fotógrafos, herramientas de uso. Porque su verdadero trabajo es conseguir  trabajo para vosotr@s y así llevarse su comisión. Toda buena agencia de modelos es tan buena como su booker.

Es por eso que si te quieres dedicar a ser modelo tienes que tomarte muy en serio tu porfolio, y en los trabajos con los fotógrafos se nota, desde la motivación de ese día, la óptica utilizada (no todas son validas para todo, aunque sean muy grandes o de color llamativo). Y recuerda lo más importante es contratar profesionales que se dediquen 100% a la fotografía de moda y publicidad, porque no es lo mismo la fotografía social, la fotografía de moda y publicidad, … por eso no puedes dejar esa responsabilidad en manos de cualquiera, porque tu porfolio es tu mejor arma para venderte frente a las empresas y agencias.

Publicado el

Robo de Imágenes en la fotografia de moda

¿Es Ilegal publicar imágenes de otros?

Cuando publicamos una imagen en Internet, la pueden ver millones de penosas de todo el mundo. Una formidable manera de proyectar nuestra obra y establecer nuevos vínculos con personas que comparten nuestra mismas inquietudes.

Este artículo lo escribo motivado por la ausencia del respeto por los derechos de autor y/o la falta de formación/educación de mucha gente que publican fotografías sin autorización expresa del legítimo propietario.

Escribir un post no es tarea fácil y todos lo sabemos. Son muchos los elementos que entran a formar parte del juego. Un buen artículo, búsqueda de información, la mejor de nuestras fotos o dibujos, y lo que es más importante parte de nuestra ilusión y cariño por lo que hacemos y contamos. Pues llega el día, y os aseguro que con más facilidad de lo que os podéis imaginar, en el que ves en una red social, un blog, incluso en una revista impresa (eso fue lo que me ocurrió) una de tus fotografías, alucinante … ¡Pero Cierto!

La vulneración por derechos de autoría está a la orden del día, y es un tema que me han propuesto hablar de el en muchas ocasiones, así que me he propuesto aportar mi granito de arena, como fotógrafo que soy, centrándome más en los derechos de autor.

Por un lado, y respecto a la propiedad industrial, tenemos claro que en España no existe el problema de fotografiar cualquier cosa desde la vía pública, siempre que no denigre o se difame. Por otra parte, que sepamos que ningún guardia de seguridad, vigilante o similar puede legalmente impedirnos hacer fotografías bajo ningún concepto siempre que nos encontremos en la vía pública (incluso si las fotografías las estamos tomando a un recinto privado, pero desde la calle).

En España, las obras fotográficas están amparadas por la Ley de Propiedad Intelectual, por lo que la tomaré como referencia en todo caso e intentaré ponerlo todo de manera que lo podamos entender los que no somos abogados.

La situación más común hoy en día es el robo o utilización ilícita de fotografías colgadas en la red. en la práctica, una fotografía que está en la red, está tan desprotegida como si la dejamos fisicamente en la calle. La teoría, como todos suponemos, es que siempre es necesario pedir autorización al propietario de los derechos de explotación de la imagen, pero en muchísimos casos no se respeta y es por esto que nos conviene conocer la ley y nuestros derechos como autores.

Si hablamos de la divulgación de la obra fotográfica, se estipula que debe llevar siempre el nombre del autor al lado o en lugar visible, aunque como ya sabéis en la práctica esto es especialmente complicado y a menudo no se cumple especialmente en el mundo de la fotografía de prensa y moda.

Es importante diferenciar que esta ley, la L. P. I., confiere al autor de una fotografía derechos sobre ella de tipo moral – de carácter personal – y derechos de tipo económico, que son los de explotación, por el mero hecho de su autoría. Ambos nacen con la creación y se otorgan al autor.

En lo referente a las facultades de carácter moral, su finalidad es la protección del autor y su obra, y tienen como característica implícita que no prescriben nunca, ni aunque pasen a ser de dominio público, la autoría jamás podrá cambiarse.

  • Derecho al inédito, o lo que es lo mismo, la facultad de decidir sobre la divulgación de la obra en el sentido más amplio.
  • Derecho a reivindicar la paternidad de la obra, exigiendo el reconocimiento de su condición de autor. Los casos de atentado contra este derecho que se dan más comúnmente son la publicación o divulgación de una fotografía sin que conste el nombre del autor o bien haciendo constar el nombre de otro.
  • Derecho al respeto de la integridad de la obra, exigiendo qu ese impida cualquier deformación, modificación o alteración que suponga lesión en sus legítimos intereses o menoscabo de su reputación.
  • Derecho a la modificación de la obra divulgada, con la salvedad de que se deberán respetar los derechos adquiridos por terceros en caso de que exista cesión de la foto.
  • Derecho a retirar la obra del comercio, eso sí, previa indemnización del propietario que se fijará en función del daño emergente y el lucro cesante.
  • Derecho de acceso al ejemplar único o raro para ejercer otros derechos, como podrían ser el obtener copia y divulgarla o simplemente saber cómo hicimos esa obra fotográfica, y siempre se hará con indemnización de daños y perjuicios y sin retirarla del poder del poseedor.

Tenemos que tener claro que todos estos derechos morales son inalienables (no se pueden vender, enajenar, ceder, donar) irrenunciables e imprescindibles (que no desaparecen tras el transcurso del tiempo).

En cuanto a las facultades de carácter económico, se refieren a copyright, licencias de uso y demás, y tienen un duración que por lo que la ley dice será la vida del autor más setenta años (o 70 años desde su divulgación en caso de que sea póstuma o anónima), período tras el cual la obra pasa a ser de dominio público. El autor, por ser tal, monopoliza el derecho de explotación y solamente en virtud de una cesión válida podrán ser utilizados o explotados por terceros.

Por tanto, el autor tiene la potestad de poner en el mercado su obra, por sí mismo o bien por medio de la cesión de estos derechos, y obtener un resultado económico. Los derechos de explotación son los siguientes:

  • Derecho de reproducción, englobando dicho concepto no solamente las copias de la fotografía sino también cuando se imprime en libros, catálogos, postales, bases de datos informáticas, etc.
  • Derecho de distribución, mediante su venta, alquiler, préstamo, etc. Este derecho se agota con la primera venta, por lo que la persona o entidad que compra ya no va a tener el derecho de distribución vendible.
  • Derecho de comunicación pública, es decir su exhibición fuera de un ámbito doméstico (exposición pública, emisión o retransmisión por televisión u otros medios, acceso público a una base de datos de ordenador donde se encuentre la obra, etc.), lo que exige siempre un consentimiento del autor.
  • Derecho de transformación, que incluye cualquier tipo de modificación en forma de la que se derive una obra diferente – por ejemplo, pasar la foto a blanco y negro o traducir los textos en caso de tenerlos – y requiere siempre la autorización del autor.
  • Derecho de participación, que otorga un 3% del precio de reventa en subasta pública cuando el precio sea superior a 300.000 de las antiguas pesetas por obra o conjunto con carácter unitario.

Para ceder los de derechos de explotación, se emplearán contratos de cesión de propiedad intelectual (recordemos que siempre serán los de tipo económico ya que los morales no se pueden transmitir o ceder) para lo cual podéis encontrar muchos modelos en la red.

Como os imaginaréis, en el caso de que se vulnere alguno de nuestros derechos de propiedad intelectual, existe una doble protección jurisdiccional, la civil y la penal.

En el ámbito civil se recogen las posibilidades, por parte del titular de los derechos, de ejercitar la cesación de la actividad ilícita así como la de la indemnización por los daños materiales y morales causados, incluyendo en ambos casos la posible adopción de medidas cautelares de protección. Esto puede darse, por ejemplo, cuando cedemos una fotografía para su uso en una exposición y el cesionario se pasa literalmente por el arco del triunfo el contrato haciendo con la imagen la exposición, un libro y 20.000 panfletos de propaganda, en cuyo caso nosotros acudiremos a los tribunales para que cese la divulgación del libro y los panfletos y que nos indemnice económicamente por los daños y perjuicios sufridos.

En el ámbito penal, como sabéis las cosas son más serias, y en nuestro Código Penal se establecen castigos que incluso pueden llegar a la privación de libertad de los infractores en el caso de un delito por reproducción, distribución o comunicación pública ilegales o plagio de una obra creativa que esté protegida por propiedad intelectual.

Lo primero que tenemos que tener claro respecto al derecho a la propia imagen es que se trata de de un derecho constitucional (fundamental) y que, por tanto, prevalece sobre los derechos no fundamentales.

Tenemos derecho a disponer de la imagen como parte de nuestra personalidad, de modo que de forma genérica están prohibidas la captación, reproducción y publicación de la imagen (reconocible) de una persona, salvo consentimiento expreso (son tres diferentes y necesarios). Pero como en todo, siempre hay excepciones y en este caso no iba a ser menos:

  • Que se trate de personas públicas (por profesión o cargo) en acto público o en lugar abierto al público, como por ejemplo un político en un mitin o en la calle.
  • Cuando hay interés informativo, es decir, cuando se trata de información gráfica sobre un hecho o evento y la imagen aparece como accesoria, por ejemplo si estamos en una manifestación, siempre cumpliéndose dos requisitos indispensables: que la información sea veraz (basado en el fundamento de la diligencia) y que la información sea de interés público (afecta a la vida pública: social, política, etc.).
  • La parodia, que aunque pueda sorprendernos sigue siendo un derecho de lo más español.

Aclarar también que, en cuanto al derecho sobre la propia imagen y a diferencia de otro tipo de contratos, los consentimientos – de captación, reproducción y publicación – son revocables.

Como ya os he comentado, las fotografías (u obras en general) están protegidas por la ley de propiedad intelectual por el simple hecho de su creación. Aconsejo que especifiquemos qué derechos, como autores de la imagen, estamos dispuestos a ceder. Es decir, es aconsejable que especifiquemos si nuestra fotografía (como viene siendo este caso) esta sujeta a Copyright o si, por el contrario, cedemos derechos sobre la misma mediante licencias, ya sean bien las conocidas Licencias Creative Commons o similares.
Esto no nos garantiza que no nos copien nuestras obras, pero sí va a dejar claro que tenemos consciencia de cuáles son nuestros derechos como autores y que estamos dispuestos a defenderlos. Incluso las diferentes redes sociales tienen mecanismos de denuncia por violación de derechos que podemos emplear siempre que lo demostremos.

Como siempre, si tenéis más dudas sobre este asunto, no dudéis en escribirme y estaré encantada de resolver todas y cada una de vuestras preguntas.

Publicado el

Plano Holandés o Plano Aberrante en fotografia de moda

Hoy quiero escribir unas pequeñas letras de un planto tan recurrido hoy en día, el Plano Holandés o Aberrante.

Es un encuadre en el que inclinamos la cámara de 25 a 45 grados; Esta técnica ha tenido múltiples denotaciones en la fotografia y en el cine. Las funciones como admiración, dinamismo, horror y fantasía. Habitualmente, se suele estructurar el montaje de estos planos combinando inclinaciones sucesivas opuestas. Un plano escorado a la derecha se sigue con uno hacia la izquierda y así sucesivamente. Otra opción consiste en mover la cámara haciendo que oscile, como si se tratara de un péndulo. Esta última técnica se puede ver en muchas escenas de la película “La extraña que hay en ti” (“The Brave One”, 2007).

El origen del nombre viene de la palabra «deutsch»(Alemán), este tipo de plano se usó con reiteración en el cine expresionista alemán de los años 30 y 40 pero con el tiempo se confundió con el término «dutch»(Holandés) y culmino como Dutch Angle, sin embargo su origen es esporádico. Es famosa la utilización del Dutch Angle en la película “El tercer hombre” (“The Third Man”, 1949) para enfatizar la degeneración del malvado personaje interpretado por Orson Welles.

En escenas sin movimiento, el Plano Aberrante genera una sensación psicológica de inestabilidad que ayuda a dar más fuerza a un acontecimiento inquietante. No hace falta que el espectador conozca la técnica. Si está bien hecha funciona de manera incluso subconsciente, aunque a veces se abusa demasiado del truco. Y hasta que punto se abusa de el, sobre todo con el fenómeno Shelfie.

Cuándo se debería usar.

Un horizonte nivelado indica estabilidad, y las líneas verticales denotan equilibrio. Al inclinar la cámara estamos buscando el dinamismo de las líneas diagonales.

El principal propósito de inclinar el horizonte es mostrar inestabilidad o tensión de algún tipo, tanto para mostrar misterio como para escenas más divertidas o relajadas. Todo depende de nuestra creatividad.

También nos ayuda a tener más espacio para poder encajar mejor sujetos verticales llenando mucho mejor el encuadre.

Finalmente, el plano holandés se usa mucho en fotografía de automóviles para conseguir una visión más dinámica y agresiva del vehículo.

Cómo usarlo.

Si estamos grabando una película normalmente empezaremos en un ángulo normal e iremos girando. En fotografía buscaremos el ángulo agudo u obtuso que más nos atraiga.

En el caso de edificios esbeltos buscaremos la diagonal para aprovechar al máximo la longitud del mismo y llenar todo lo posible el encuadre.

Por otra parte, la diagonal siempre nos aportará una fuerte línea compositiva.

Cuando fotografiamos personas en un ángulo inclinado, buscamos crear tensión. Según coloquemos al sujeto en la parte más elevada o en la más baja, obtendremos diferentes resultados. También podemos intentar equilibrar la escena colocando algún elemento secundario en la mitad opuesta al sujeto.

Es conveniente también fotografiar la misma escena en un ángulo normal. Así tendremos una foto de respaldo por si el plano holandés no nos convence.

El Plano Holandés recibe tantas aceptaciones como críticas, así que no es conveniente abusar de él. Al igual que otras técnicas fotográficas como el HDR, los planetoides, los filtros, etc., pueden llegar a causar hastío si se utilizan continuamente.

Como con todas las técnicas, mi recomendación es que a partir de ahora no te pongas como un loco a utilizar este tipo de plano, lo importante es saber cuándo puede resultar oportuno su uso. Aquí van algunos ejemplos:

1. Fotografía de arquitectura. Si al contar con numerosas líneas, el plano holandés convierte a muchas de éstas en diagonales, permitiendo dotar de dinamismo a algo inerte como un edificio y facilitando el recorrido de la imagen.

2. Fotografía deportiva. Ciclistas, moteros, e incluso corredores saldrán muy beneficiados con el uso de este plano al contribuir con una mayor sensación de movimiento a la toma.

3. Fotografía social. La inclusión de personas y motivos de ámbito urbano ven incrementado su dinamismo gracias a las propiedades que aporta el plano holandés a las tomas.

Y, por supuesto, en cualquier tipo de imagen en que busques que las líneas diagonales generadas gracias al giro de este característico plano, te ayuden a recorrer tu imagen.

Basta ya de utilizarlo en retrato clásico, como notarás no estoy muy por la labor de usar este plano, de hecho solo lo he utilizado en alguna ocasiones muy puntuales, todos tenemos en la cabeza eso de que las reglas están para romperlas, pero en muchísimas ocasiones no es asi, y en este tipo de plano es más evidente. Por eso te invito a que dejes de usar este recurso narrativo continuamente. Más que nada porque no sabes si tu próxima fotografía podrá ser la definitiva.

Publicado el

Presentación

Hola amigos, bienvenidos a este nuevo espacio, creado con mucho cariño y ganas para todos vosotros, la presentación del mismo es sencilla, pero a su vez ambiciosa.

A los que me seguís desde hace tiempo via redes sociales o cualquier otro medio que nos comunique en la red; agradeceros todo este tiempo de seguimiento, comentarios y apoyo a mi labor como fotógrafo, creo que sin vuestro apoyo no hubiese sido tan productivo, o al menos, no con las mismas ganas con las que actualmente me tomo. Como ya sabeis, siempre intento innovar y dar pasitos en el mundo de la fotografía, esto en constante actualización y no dejo de publicar nuevas imágenes, actualizar otras que ya estaban disponibles o, por otros medios, compartir inquietudes con vosotros, sesiones fotográficas o simplemente fotos que me parecen suficientemente interesantes como para compartir.

Voy a tratar de presentarme a grandes Rasgos. Me llamo Jesús Mora Moreno, soy un fotógrafo alicantino enamorado de su profesión y de su tierra. Supongo que esto último lo habreis leido muchas veces, y es que en realidad, muchos de los fotógrafos que conozco se declaran apasionados por su trabajo, si bien algunos, a juicio personal, parecen no demostrarlo tanto. El caso es que algunos, mostramos una inquietud enorme por las fotos, sean nocturnas, deportivas, artísticas o de cualquier otra temática que entendamos interesante.

Es evidente que cada fotógrafo tiene su propio estilo fotografiando, componiendo e incluso editando. El procesado posterior en muchas ocasiones se acerca a lo que yo llamo “pluginear” una imagen en algunos casos, y, en otros, la imagen final está libre de artefactos. Bien, pues en este tema también he ido evolucionando como fotógrafo, de nuevo vuelvo a citar a aquellos que me seguís para que podáis opinar libremente si esto es o no correcto. La búsqueda de la foto perfecta y no la búsqueda de una foto bien editada es mi actual objetivo. Si bien cabe decir que toda foto es mejorable, con lo que la foto perfecta realmente no existe, ni en este, ni en otro portafolio fotográfico.

¡Soy un fotógrafo diferente, porque creo en las personas, llevo muchos años ya haciendo todo tipo de disciplinas fotográficas al rededor del mundo, comencé con fotografía de naturaleza y paisaje, después pasé por la etapa de social y prensa (la cual mantengo aunque ya menos) y de la que me siento muy orgullo.

Ahora estoy inmerso en lo que realmente me apasiona, el retrato. Ya sea en Estudio o en exteriores, para diseñadores de moda o jóvenes modelos que quieren ampliar su portfolio de una manera diferente y más comercial. La fotografía de personas ha descubierto en mi sentimientos que hace tiempo estaban ocultos, disfruto mucho empatizando con las personas y luchando por conseguir ese retrato que te represente. Jugar con la iluminación ya sea en estudio o en exteriores para intentar crear un ambiente es mi debilidad.

En mi afán por prestar siempre un servicio cercano y personalizado a todos los clientes, he decidido crear este Blog de Fotografía dando mi punto de vista personal, sobre diferentes temas más allá del apartado tecnológico y técnico que hoy en día nos atañe en la fotografia. Pretendo con estas humildes letras que se empieza a valorar el buen trabajo, a dejar de conformarse con merás fotografías, que tanto inundan las redes sociales. Intaré enseñarte lo poco que se y lo que iré aprendiendo por este camino, por eso me gustaría mucho que me acompañases.

Todavía no se cuantos artículos publicaré, ni con qué regularidad, solo puedo decirte que seas paciente, porque mi intención con estos artículos es el crear artículos de calidad, con una profunda investigación detrás de ellos. Que te  sirvan de referencia para poder consultarlos siempre que te hagan falta, como una especie de apuntes de consulta donde puedas crecer tanto como persona como profesional.

¡¡¡¿Sencillo verdad?!!!

Agradezco tu  fidelidad, y recuerda que este espacio está pensado para brindarles un servicio cada día más cercano, como si de un amigo se tratase.

Espero que disfrutes de los contenidos.

¡Soy un fotógrafo  diferente, porque mi técnica tanto en fotografía como en revelado son mi servicio estrella!