Publicado el

Mi opinión como Fotógrafo de moda y retrato de por qué debes dejar de compararte con todo el mundo

El ser humano lleva comparando con sus semejantes desde que el mundo es mundo, sin embargo como fotógrafo de moda y retrato profesional que soy he observado que las redes sociales están favoreciendo que esas comparaciones se produzcan a una velocidad (y una escala) sin precedentes antes vista.

Lo que puede traer efectos negativos a tu salud mental y profesional si quieres dedicarte al mundo de la moda, cine o espectáculo.

¿Pero que sabe un fotógrafo de moda y retrato de este problema?

Hace unos años que me dedico de manera profesional a retratar personas y observar que en las redes sociales la salud mental de much@s de mis seguidores.

Y si soy sincero, poco ha cambiado la cosa desde entonces, porque sigo retratando a personas y trabajando día a día para que l@s modelos, actores y actrices tengan su mejor imagen profesional y sus redes sociales.

Tod@s seguimos acostándonoslos tarde, con los ojos pegados a la pantalla del movil mientras navegamos por las publicaciones de los demás y comparamos con nuestra vida profesional con sus fotos de ensueño.

De ahí sentirse mal no hay mas que un paso.

¿De verdad te merece la pena estar en ese agujero negro digital envidiando las fotos y la vida de alguien a quien quizá incluso conoces o ni siquiera l@ conocerás nunca?

Dejar el teléfono en la mesita y jurar que se acabo lo de pasarse las horas muertas en las redes sociales.

Suena la alarma a la mañana siguiente ¿que haces? coger el teléfono y la historia vuelve a repetirse.

Como fotógrafo de moda, retrato y publicidad, en definitiva fotógrafo de personas te puedo asegurar que hay estudio s que confirman lo que tod@s sabemos: que pasamos muchos minutos al día en este tipo de aplicaciones, demasiado.

Acudimos a las redes sociales por mil razones diferentes: concienciar a la gente de los problemas que nos afectan como sociedad, las distintas campañas a la gente y movilizaciones que se organizan, o hacer lucir nuestros mejores trabajos aunque muchas veces sean mentira.

Durante la pandemia las redes sociales han sido nuestra salvación y nuestra salvación para muchos que nos dedicamos a ellas.

Valla esto por delante que como fotógrafo de moda, retrato, publicidad y producto yo soy el primero que las utilizo en mi beneficio profesional.

¿Y tu porque no lo haces?

El caso es que siempre hay alguien más delgado, más divertido, o más exitoso que tu, al igual que en mi caso. Pero si hay una cosa clara como especie es que en nuestra diversidad está nuestra fuerza.

Por eso desde aqui te animo a que inviertas en un contenido de calidad y la altura de tu categoría profesional, si de verdad quieres dedicarte a esto.

Las Comparaciones son inevitables

Compararnos los unos a los otros forma parte de la naturaleza humana. Sobre todo cuando te quieres dedicar a ser modelo, actor o actriz profesional.

El cerebro está diseñado para que nos comparemos constantemente con compañeros de la profesión, compararnos nos mantiene a salvo desde tiempos inmemoriales: ¿En que es mejor ella? ¿Porqué tiene ese físico? ¿quien te supone una amenaza para tu carrera? ¿como podríamos protegernos?

Hoy en día como fotógrafo de moda profesional con muchos años como fotoperiodista puedo asegurarte que los peligros que nos rodean no son los mismo de antes, pero el sentimiento a perdurado:

“Necesitamos saber qué tal nos va en la vida, y para eso utilizamos la vida de los demás como vara de medir”

Sin embargo, ¿Que pasa cuando creemos que no estamos a la altura?

En el pasado solo podíamos compararnos con nuestro entorno más cercano, pero actualmente podemos hacerlo con gente de todo el mundo, laque provoca que esta comparación innata este desarrollándose a una velocidad (y una escala) sin parangón.

Además los fotógrafo de moda, retrato y publicidad no hemos ayudado ya que hacemos una versión edulcorada de la persona que nos contrata en las redes sociales, con aplicaciones de edición de fotos para acentuar lo que nos gusta y elimianar (o camuflar) lo que sabemos que no convencerá tanto.

¿Como no van a ser odiosas las comparaciones con unas reglas del juego tan alteradas?

Lógicamente, quien sale perdiendo es nuestra salud mental, ansiedad, depresión y autoestima baja, problemas con nuestra imagen, nuestro cuerpo o nuestra identidad como profesional.

Estamos perdiendo la noción de quién somos en realidad, de lo que nos gusta y de lo que estamos consiguiendo en nuestra vida profesional. Algo que tengo muy encuesta en mis retratos y trabajos.

Cuando te comparas con una versión editada y edulcorada de los demás lo que hacemos inconscientemente es magnificar nuestros defectos y nuestras limitaciones.

Modelos, actores, actrices, influencias … Nadie se escapa

Con más de miles de seguidores en las redes sociales l@s influencias personifican lo que muchos querríamos, un estilo exquisito, un pelo precioso, una casa perfecta, invitaciones a las grandes fiestas, ropa gratis, … Por desgracia cuando pasan por delante de mi estudio como fotógrafo de moda, tod@s son iguales.

No lo hago de manera consciente, es instintivo, un efecto secundario de los años de experiencia y de lo que veo en las redes sociales.

Se de sobra que un día malo se convierte en una vorágine de pensamientos negativos que llevan a desmotivarnos y hacernos sentirnos tristes. Como si todo lo que se ha hecho en la vida no valiera de nada y todo el mundo le fuera mejor que a nosotros.

¿Existe una solución?

En cierta manera es un consuelo saber que estamos “programados” para compararnos independientemente de nuestro numero de seguidores que tengamos o cuantas protadas de revistas hayamos aparecido.

Sin embargo, precisamente por estar tan arraigado en quienes somos y no podemos parar de charlo aunque queramos las redes sociales pueden ser nuestras aliadas.

Obviamente podríamos tirar el móvil a la basura o, si quisiéramos dejar el drama a un lado, pero si lo hiciéramos nos perderíamos los beneficios que puede tener las redes sociales para nuestra carrera profesional como modelo, actor o actriz.

La pandemia nos lo ha demostrado lo importante que pueden llegar a ser si las usamos como se debe. Se pueden convertir en una fuente de alegrías e inspiración.

Y si pillas un buen día, te diré incluso que comparte con los demás a veces te puede motivar a seguir trabajando e invirtiendo en tí para conseguir lo que quieres.

Por todo ello, que mejor que invertir tanto un poco de tiempo y una pequeña parte en tu propia imagen en las redes sociales con fotografías creativas y estratégicas para no convertirnos en influencers si en personas influenciadoras que ayudemos a los demás a perseguir su sueño.

A ver si eres capaz de recordarlo la próxima vez que, teléfono en mano, hagas una incursión en las redes sociales.

FOTÓGRAFO DE MODA, RETRATO y PUBLICIDAD EN ALICANTE