Publicado el

10 Consejos de un fotógrafo de moda para que no te duelan los pies en tu sesión de fotos o rodaje

Los fotógrafos de moda estamos acostumbrados a tratar y fotografiar calzado ya que es unos complementos mas utilizados y demandados.

Aunque inicialmente fueron utilizados por los hombres en la Edad Media.

En la actualidad los tacones son un distintivo de lo mas femenino.

Se dice que por instinto primitivo, los hombres ven más atractivas a las mujeres con tacones porque lucen frágiles, y hacen una analogía con las gacelas y sus depredadores.

Personalmente creo que no hay comparación más desatinada.

Llevar tacones es una tarea difícil, para la que es necesaria mucha fuerza y resistencia.

Los tacones deberían ser un símbolo del trabajo y la determinación de cada mujer y cada modelo; al final, un par de zapatillas lucen por la modelo que las lleva.

Una sesión de fotos con tacones es un trabajo complicado y para muchas cansado, pero estos consejos de un fotógrafo de moda que se dedica a ello plenamente te facilitarán la faena de usarlos sin que sacrifiques la comodidad de tus pies, en tu próxima sesión de fotos.

1. ELIGE LA TALLA CORRECTA

Si pasas mucho tiempo sentada o de pie, cuando realices las sesiones de fotos, es muy probable que tus pies se hinchen pasado algún tiempo.

Al llevar los zapatos dude tacón, asegúrate de que llevas la talla correcta; si son mas pequeños, tus pies se inflamarán más, pero si son grandes, se verán mal y caminar se volverá una odisea.

Un truco para elegir los zapatos correctos es probártelos al final del día anterior, el momento que tus pies están más hinchados, así evitarás que te lastimen el día de la sesión.

2. UTILIZA PLATAFORMAS

Los tacones enormes son sexys y cualquier mujer luce bien con ellos en una sesión de fotos, pero es muy raro encontrar una chica que los aguante durante una larga jornada de trabajo fotográfico de modelaje.

Puedes ayudarle un poco a tus pies utilizando plataformas con suela de goma delgada en la parte delantera del calzado, y siempre que te lo permitan.

De esta forma, el golpe de cada paso, y las horas de pie mientras posas, será más ligero para tus pies, debido a que la inclinación será menor y evitarás que te canses tan pronto.

3. UTILIZA UNA PLANTILLA

Brinda más soporte a tus pisadas y poses añadiendo plantillas de cojín o gel a la parte frontal de la planta del pie.

Hay muchas opciones en el super, siempre las puedes llevar contigo para una sesión de fotos o desfile, y seguro que serán tu salvación si quieres durar con los tacones puestos toda la jornada de trabajo.

4. MUEVE TUS PIERNAS

No dejes que sean tus pies los que guíen tus pasos y poses, haz que sean tus piernas las que hagan el esfuerzo.

Además de que te ayudará a fortalecerlas, tus pies descansarán de esa responsabilidad.

Tal vez al principio tendrás que concentrarte mucho para lograrlo, pero con práctica lo harás de forma natural.

Inténtalo en tu próxima sesión de fotos y tus pies lo agradecerán.

5. LLEVA A MOLDEAR TUS ZAPATOS

Si tienes tacones que te lastiman, llévalos a un zapatero a que los moldeé un poco; explícale exactamente en dónde te hacen daño, para que al final no les de demasiado de sí y queden flojos.

Asegúrate que sea un lugar de confianza con trabajos de calidad para que no te los deformen.

En definitiva igual que contratar un fotógrafo de moda o de retrato, siempre es mejor elegir confianza y profesionalidad que un precio más bajo.

6. SE CONSCIENTE DEL TIPO DE PIE QUE TIENES

Conocer el tipo de pie que tienes va a ayudarte a escoger el calzado correcto para tu sesión.

La altura del arco puede ser la responsable de que esos zapatos que te encantan, provoquen tanto dolor.

Asiste a un podólogo y pide su asistencia para saber que tipo de tacones usar y que altura es la ideal para ti.

Y también puedes consultar los mejores consejos para calcular la altura de tus tacones aqui.

7. ESTIRA TUS PIES

Después de terminar la jornada fotográfica sobre tacones, y aunque te los hayas cambiado regularmente, dedica unos momentos a dar masajes a los músculos y piel de tus pies.

Se lo merecen.

Realiza movimientos circulares, hacia arriba o abajo.

Esto mejorará la circulación, hará que tus pies descansen y por la mañana estarán listos de nuevo.

8. USA CINTA MICROPORE

Cubre tus dedos anular y medio del pie con cinta. Es un truco de ballet.

Con este truco podrás aguantar toda la jornada con esos tacones que tanto te gustan.

¿Porqué?

Porque evita la presión en el nervio que pasa en medio de estos dos dedos.

La cinta impide que se cargue demasiado peso y disminuye por completo el dolor que eso puede ocasionar.

9. TACONES ANCHOS

Afortunadamente son tendencia actual, el hacer sesiones con fotógrafos de moda usando tacones anchos, a si que aprovecha y úsalos tanto como puedas o te permitan.

Cuanto más delgado sea un tacón, más incomodidad y dolor provoca.

Las plataformas son tambíen una opción excelente con las que luces femenina sin lastimar tus pies.

Pero no siempre hacemos sesiones para nosotras mismas en las como pagamos podemos exigir.

10. CORREAS

Si eres nueva haciéndote fotos con calzado alto, puedes comenzar usando tacones con correas que te den más seguridad al posar o caminar.

si sientes tu pie tambalear, es muy probable que te caigas, etíopes tus zapatos o tropieces.

Sentir inseguridad no te ayudará en nada en tu sesión de fotos o desfile.

Existen multitud de calzado que te puede ofrecer mayor seguridad y no represente ningún problema.

Los tacones deben estar justo en la parte central del talón. si quedan en la parte superior, olvídalos por más bonitos que sean, te ocasionarán muchos problemas mientras los estés usando.

Si la sesión de fotos o el desfile es por la tarde o noche, el mejor consejo que un fotógrafo de moda puede darte es, que utilices bailarinas durante todo el día.

Consiente a tus pies, invierte en ellos y a cambio ellos te permitirán verte mucho más sexy en las fotografías.

Recuerda el consejo de un fotógrafo de moda que pasa mucho tiempo retratando zapatos, utiliza un calzado que te haga sentir bien y segura, los tacones siempre contornearán tu figura, te harán mas alta y atractiva visualmente, encuentra los correctos para ti, y que se adapten a tu estilo de posado o desfile, y sobre todo a tu personalidad.

FOTOGRAFO DE MODA RETRATO Y PUBLICIDAD ALICANTE

Publicado el

Porque regalarte una sesión con un fotógrafo de moda es una buena idea cuando estás empezando como modelo.

modelo posando y haciendo marco con las manos

Regalar un book de fotos profesional con un fotógrafo de moda especialista (o simplemente regalar una sesión de fotos) es una buena idea.

Hay mucha gente, sin ser modelos profesionales, necesita fotografías profesionales aunque no se lo haya planteado nunca, y mucha otra a la que simplemente le haría ilusión (cumpleaños, aniversarios y similares son ocasiones apropiadas).

Este último grupo de personas es muy amplio y abarca a casi todo el mundo, así que nos centraremos en la gente a la que le puede resultar particularmente útil. Mencionare algunos ejemplos que pueden resultarte cercanos.

Un regalo para una ocasión especial

Regalo de graduación. El momento en el que alguien acaba tu carrera y está a punto de comenzar su actividad profesional es una época que suele ser digna de ser recordada. Se puede enfocar como las primeras fotos profesionales o los momentos en los que preparas tus primeras entrevistas de trabajo. O simplemente para recordar la felicidad que da concluir una etapa.

Inicio de una etapa profesional diferente. Para promocionar servicios como entrenador personal, abogado, fisioterapeuta, o prácticamente cualquier profesión en la que se trabaje con clientes finales.

Inaguración de un establecimiento u oficina. Cuando alguien lanza una carrera empresarial necesita poder enseñárselo a todo el mundo. Hoy en día vivimos en una economía globalizada y la imagen que proyectemos al resto del mundo resultará clave.

Presentación de un libro. Es cierto que hay gente que escribe libros como quien hace madalenas, pero en general, concluir un libro, una tesis doctoral o cualquier obra notable merece una celebración. Es un esfuerzo que puede llevar a un punto de inflexión.

Lanzamiento de una serie de productos. Cuando hablamos de moda sería un look book pero si, por ejemplo, abrimos nuestro negocio a una nueva línea de productos o servicios (por ejemplo, ofrecíamos material deportivo y ahora ofreceremos también productos de alimentación) es interesante poder lanzar esto con un buen material gráfico.

Ascenso. Imagina que tu hermana, a tu mujer o tu mejor amigo ascienden hasta un puesto de responsabilidad o representatividad especial. Director de una empresa, concejal, o delegado para su comunidad autónoma, por citar algunos ejemplos. Con toda seguridad será bastante útil para esa persona disponer de buenas fotografías personales, así que regalar un book de fotos es útil. Hay profesores universitarios con fotografías de perfil que son un espanto absoluto y la percepción que tiene la gente que no les conoce es que la última vez que vieron una cámara de fotos fue en 1994.

Mayoría de edad. Hey Felicidades, ya eres mayor de edad, y adquieres unos derechos que hasta el momento solo soñabas con ellos, puedes votar, puedes conducir (siempre que te saques el carnet antes claro), y porque no es ese momento de euforia y felicidad no quieres tenerlo guardado como un buen recuerdo.

Tu primer sueldo. Te has estado sacrificando durante muchos años, formándote para unas expectativas que quizás alas alcanzado o quizás no, en los tiempos que corren igual te tienes que conformar con algún puesto de trabajo mejor, pero igual o mejor que el que soñabas. Tienes un sueldo, piensas en independizarte, y porque nó es hora de quererte un poco, regálate una sesión para sentirte bien.

Separación. Lo acabas de dejar con tu pareja, tras muchos años de aguante y malos rollos, es hora de demostrarle a el y al mundo de qué estas echa/o, por eso una sesión de sesión de fotos conseguirás impactar en las redes sociales, demostrar lo que vales, y por que nó, y demóstar que no lo/la necesitas.

Recuerdo. Porque quieres que tu hijo/hija tenga esa oportunidad que a ti no te brindaron, ese sueño truncado por diferentes situaciones ocurridas, pero que tu hijo/a no ha pasado todavía, y sabes en el fondo de todo, que tiene muchas posibilidades si, junto con tus conocimientos y contactos, quieres que sea el/ella la que continúe donde tu lo tuvisteis que dejar.

Castings: Para presentar y completar tu book para ese casting que no para de anunciarse por las redes sociales en tu localidad o provincia. Porque sabes que en ese desfile o producción van ha estar los mejores diseñadores o productores y puedes, que con un poco de suerte, conseguir algún contacto.

Porque lo vales: Porque sí, porque trabajas muy duro todas las semanas, porque quieres sentirte importante, lejos de incrementar tu ego y creerte el/la mejor, porque te lo mereces después de soportar tantas horas de trabajo, un/una jefe/a insistente que no para de exigir y recortar de donde no debe.

No tienes que ser un/una gran top model, para poder aspirar a hacerte una sesión fotográfica profesional, cualquier persona que quiera llegar a sus seguidores de una manera profesional puede hacerlo.

Y recuerda que la calidad y profesionalidad con la que te presentes en tus imágenes marcará la diferencia a la hora de crear contenido para tus redes sociales, presentarte a un casting o a una agencia, o incluso llevarte la experiencia y el aprendizaje de como se trabaja a nivel profesional los fotógrafos de moda.

FOTÓGRAFO DE MODA RETARO Y PUBLICIDAD EN ALICANTE

Publicado el

El arte del lenguaje corporal de una modelo para un fotógrafo de moda

modelo posando con expresión corporal para fotógrafo de moda

A veces, un fotógrafo de moda, se empeña en reducir a un plano artístico todo lo que tiene que ver con nuestras fotografías.

Pero, en realidad hay mucha parte de ciencia en todo ello.

Repite conmigo: Una foto útil no es bonita ni fea, es una foto que funciona simplemente.

¿Qué es una pose? ¿Sabes cuál es tu pose buena? al final, como siempre digo, la esencia de un buen retrato está en una fotografía que enganche y demuestre naturalidad ante el director de un casting o agencia.

Pero, ¿Y si esa buena pose o esa fotografía tan poderosa fuera un mensaje codificado directamente para un cerebro menos racional?

Hoy quiero hablarte del lenguaje corporal, de las micro expresiones y de cómo generar las sensaciones con la postura de tu cuerpo.

Las micro expresiones: un mundo entero por descubrir.

Nuestro cerebro se fía de los gestos antes que de las palabras. Hay estudios que dicen que el lenguaje de nuestro cuerpo resulta 14 veces más confiarle que la palabra hablada.

Eso quiere decir, que nos fijamos antes en lo que vemos que en lo que oímos.

¿Por qué?

Sencillamente porque los gestos nos llevan mucho más tiempo presentes en nuestras vidas que el lenguaje.

Y hemos ido formando nuestro cerebro y aprendiendo a reconocer emociones y peligros a partir de expresiones antes de aprender a hablar.

Aunque no queramos, en ese océano de gestos que forman nuestro rostro, existen minúsculas expresiones faciales que delatan nuestras emociones.

Y que sólo un fotógrafo de retrato, moda o publicidad es capaz de darse cuenta, a la hora de captarlo.

Así, un leve movimiento de los párpados puede trasnformar una expresión de sinceridad en falsedad.

Aprender a controlar las micro expresiones es clave para tener un buen retrato que mostrar.

A estos imperceptibles movimientos se los conoce como micro expresiones.

Y saber manejarlos bien es una de las artes de la interpretación, especialmente cuando hablamos de estar ante una cámara.

Si, créeme, esa sonrisa falsa se nota de lejos.

Si hablamos de retratos y de miradas … tengo que hablar de sonrisas.

No, no me he vuelto loco.

Pero si quiero transmitir felicidad con una sonrisa, debes fijar la atención en los músculos que hay alrededor de los ojos, y en la mirada.

Falsificar una emoción es muy complicado, casi imposible diría yo, solo al alcance de los mejores actores/actrices.

Pero debes aprender a sentir realmente esa emoción para que el retrato se muestre natural y consiga transmitir toda la fuerza que buscamos.

La mirada debe parecer auténtica, pero tu mandíbula no debe estar demasiado tensa. Pues generará algo de rechazo y aparentar una persona poco sincera.

Tu retrato debe transmitir muy buen rollo, una sonrisa sincera que sea capaz de transmitir felicidad. Mediante una expresión relajada y una mirada directa.

No debes sentirte intimidado por la cámara, debes aprender a mirar a la cámara y no al objetivo.

Tus ojos deben transmitir felicidad y no tensión, al igual que tu mandíbula no puede desprender nerviosismo, debes ensayar tu mejor sonrisa sincera.

Mi mejor consejo es claro: si no eres muy de sonreír o no te sale de manera natural … olvídate de decir queso, patata o cualquier otra palabra chorradas.

Nunca sonrías forzado, pues va a ser lo peor.

El poder de la mirada en un retrato

Al igual que con la felicidad y la sonrisa, cuando algo nos interesa de verdad (ya sea una persona, una conversación, un proyecto, …) nuestro cuerpo, nuestro rostro y, especialmente, nuestra mirada se llenan de micro expresiones:

  • Encerramos muy ligeramente los ojos.
  • Tensamos el músculo del párpado inferior.
  • Cambiamos la forma de nuestros ojos, para poner el foco en la cámara.

Es importante no caer en la desidia, el aburrimiento o el miedo al hacer la sesión de fotos.

Por muy bonita que quede la fotografía, es nuestra cara la que va a delatarnos ante un director de casting o agencia.

Imagínate que luego pones esa foto en tu red social preferida: tal vez haya gente a la que genere rechazo tu perfil porque, simplemente, su cerebro le ha dicho que le estás mirando con aburrimiento.

Pero ¿Como coloco el cuerpo para un retrato?

Volviendo al lenguaje corporal, para la fotografía de moda, retrato y publicidad, la pose que adoptemos en nuestro retrato va transmitir decenas de mensajes codificados a quien la esté mirando.

Nuestro torso contiene nuestros órganos, y es una de nuestras partes más vulnerables.

Por eso, el ángulo de giro con el nos colocamos frente a la cámara nos puede ayudar a transmitir ciertas sensaciones.

Frontal a la cámara

Colocarse completamente de frente y con los brazos lejos del pecho es la expresión máxima de seguridad que podemos transmitir.

Nuestro cuerpo transmite completamente que nos sentimos cómodos, seguros y poderosos frente a quien tenemos delante, con lo que consigues demostrar fiabilidad y confianza.

Es posible que otros fotógrafos te hayan dicho que nunca debes ponerte 100% frontal a la cámara. Y lo que te acabo de decir no te encaja.

Lo cierto es que, aunque sea la mejor pose para generar confianza, supone un reto estético pues nuestro cerebro va a intentar buscar la simetría en una foto frontal.

Sin embargo es muy probable que nuestro cuerpo o cara no sean 100% simeticros, lo que genera rechazo involuntario visualmente hablando.

Pero ese es un factor con el que cuenta cualquier profesional que dirige un casting o una agencia. Por eso es mas importante mantener esa pose y generar confianza.

Girando el torso

Por lo general, según vamos girando el cuerpo, pasaremos de una posición de poder a una posición defensiva.

Pero un ligero giro corregirá la búsqueda de simetría manteniendo la seguridad de la pose.

Que ingredientes debe tener entonces nuestra fotografía:

  • Ligero giro de cuerpo
  • Brazos abiertos, sin cubrir el torso: confianza y fiabilidad
  • Cabeza ligeramente girada, para mirar a cámara: así generaremos conexión con el espectador.
  • Cara ligeramente ladeada: lo que transmitirá una actitud amigable.

Al final, con una simple pose podemos transmitir muchas sensaciones y hacer que nuestra fotografía, sea el primer paso en nuestra estrategia ante un casting o agencia.

FOTÓGRAFO DE MODA, RETRATO Y PUBLICIDAD ALICANTE

Publicado el

Actitudes que frenan tu carrera de modelo y cómo superarlas para crecer

actitudes que te frenan como modelo profesional

¿Sientes que resistes cuando se da un cambio inesperado en tu vida y también en tu carrera profesional?

Las personas reaccionamos como podemos ante situaciones “negativas” y sentimos miedo, dudas o incertidumbre para intentar salir de lo que nos ha pasado.

Un despido, un ya te llamaremos, una enfermedad repentino o una crisis obligatoria, tener que dejar de fumar urgentemente por prescripción medíca o el cierre de un ciclo profesional en tu carrera en la industria de la moda.

Existen cambios pequeños y grandes, la medida la pone cada uno en función de sus recursos personales y la importancia de la situación. Algo pequeño para ti puede ser un mundo para otra persona; tenemos que aprender a ser comprensivos porque todos, alguna vez, hemos pasado por una situación difícil.

Toda semilla sufre para crecer y esto no quiere decir más que el cambio que a priori parece negativo, es una oportunidad para crecer.

Este tipo de situaciones producen sensaciones inestables a nivel personal; bien porque algo a nuestro alrededor ha cambiado o porque tu mism@ provocas el cambio en tu vida.

Por ello te voy hablarte de las actitudes que pueden frenarte, obstaculizarte tu carrera profesional y como adaptarte a esta nueva situación de forma útil.

Ser de los que luchan:

Te dan una noticia que no puedes tolerar: Contratan a otra modelo más joven, mas inexperta, más barata, … Tratar de pelear con lo que ha ocurrido de forma agresiva ante esta situación sobre la cual no puedes hacer nada es habitual. Recuerda esta emoción te quiere decir que “te han puesto límites”

Expresarte, hablar y comentar lo ocurrido respetándote a ti y al entorno será lo mas sano que puedes hacer. Porque es ira emocional puede transformarse en una lucha constante e insana que fomenta tu frustración y tu sensación de falta de trabajos en tu carrera profesional. La clave es expresar tu enfado de forma sana y productiva para tu carrera, buscar alternativas y de crear tu reputación de una forma más libre y genuina.

Ser de l@s que se piran:

La evasión como reacción a una situación negativa es un mecanismo de protección que puede ser útil para reducir la carga emocional. Pero en el momento en el que se instala esta actitud en ti, puede convertirse en una trampa de la que es muy difícil salir, ya que no te ayudará a superar lo que haya ocurrido sino todo lo contrario. Puedes huir del problema, marchándote físicamente del lugar, o no volver a contar con esa productora en general, o incluso a no volver a plantearte seguir con esto.

La clave está en reconocer y festejar tus ganas de huir, darte permiso para hacerte responsable de tu capacidad de respuesta, puedes darte algún capricho, pero sin excesos, pero lo más importante es seguir trabajando más en ti mism@.

Ser de l@s que pasan:

Dejar de mirar los problemas, sin querer reconocerlos, puede llevarte a restar importancia o incluso negar lo ocurrido, pueden llegar a impedirte que descubras las alternativas que te ayudarán a salir del atolladero y poner fin a lo que te inquieta a nivel profesional.

Todas las personas buscamos sentirnos que «aportamos e importamos» incluso en situaciones negativas y de rechazo, darte la importancia que mereces, restar pero no quitársela, a las personas involucradas, a los efectos del entorno. Hace que de valor a tu contribución, a la que los demás se fijarán y lograrás una reacción de consecuencias.

El truco está en desvincularte de lo que necesites de forma asertiva y tomar las decisiones profesionales adecuadas al respecto. Ni más ni menos.

Ser de los que se imagina:

Crear ilusiones ficticias de la realidad se parece a la evasión y huída, en realidad auto-engañarte es una forma de dejar de afrontar el problema en cuestión.

Las personas tenemos una lente muy lista, y la sociedad tampoco ayuda, que puede llegar a crearnos finales «mágicos», desear soluciones que estén totalmente fuera del alcance de nuestra mano, esperar un trabajo milagroso o aspirar a que alguien o algo nos salve de lo ocurrido. Si te ocurre esto, se cálido contigo, tu yo pequeño te está mirando hacia arriba para que algo más grande le ayude.

La solución viene dada si escuchas lo que tu interior desea y al mismo tiempo, ponte a trabajar adultamente, invierte en ti, en tus imágenes, en formación, en otras áreas dentro del gremio, etc.

¿Que puedes hacer?

La respuesta, a modo de resumen, es sencilla: Prepararte para el rechazo (tomar consciencia de la situación), aceptar el rechazo (comprender la necesidad real), y comprometerte contigo mism@ (crecer, desarrollarte, fortalecerte, …)